Los grados de autonomía de los niños

Grados de automo
Foto: ISTOCK Ampliar foto
correo

Los niños son como "de goma", pero en ocasiones no podemos evitar que se caigan, que se equivoquen, que las cosas les salgan mal... Es más, antes de caer en la sobreprotección es preciso poner los medios para evitar protegerles demasiado. Una cosa es mimarlos y otra muy diferente no dejarles respirar con nuestros cuidados. Los pequeños golpes y caídas forman parte del aprendizaje de los más pequeños, además de educar su fortaleza.

Si somos conscientes de que hasta ahora hemos sido sobreprotectores con nuestro hijo, entonces llegó la hora de actuar. Conviene que conozcamos los grados de autonomía de los niños, es decir, qué es capaz de hacer por sí mismo según su edad y en base a eso dejarles hacer, aunque nos cueste.

Un buen método para hacerle entender que debe ser más independiente y autónomo es empezando a llamar al niño por su nombre, sin diminutivos: que Luisito sea Luis. Hay que aplicar la misma norma para los objetos, es decir, nada de "es hora de ir a la camita", sino "a la cama". También ha de llamar a las cosas por su nombre: no se dice "guau-guau", sino "perro".

Los grados de autonomía de los niños

De 3 a 4 años:
- Empieza a utilizar el tenedor para comer, come solo sin derramar la cuchara y coge la taza por el asa.
- Se desata los zapatos, puede desvestirse y vestirse, aunque sin abrochar los botones.
- Es capaz de lavarse las manos y cerrar el grifo. También puede usar la servilleta correctamente.
- Ayuda a recoger los juguetes.
- Puede subir las escaleras alternando los pies.
- Puede colgar las chaquetas y abrigos correctamente.

De 4 a 5 años:
- Come solo, con el tenedor, se calza el zapato correspondiente a cada pie y sabe abrocharse la ropa.
- Se lava la cara, se cepilla los dientes y se peina. Sabe hacer sus necesidades con independencia.
- Puede colaborar en pequeños encargo caseros.
- Es capaz de cuidar los libros y cerrar las puertas y ventanas con cuidado.
- Sabe tirar los papeles a la papelera.

De 5 a 6 años:
- Empieza a utilizar el cuchillo para acompañar al tenedor. Se comporta correctamente en la mesa durante la comida.
- Se viste solo y se ata los cordones. Aún le cuesta abrocharse los botones traseros.
- Puede adaptarse a los horarios.
- Lava los instrumentos que ensucia, como los pinceles, cepillos de dientes, esponjas, etc.
- Es capaz de franquear obstáculos y recoger la ropa que se cae para colgarla en el perchero.
- Respeta los objetos ajenos, no usándolos sin permiso. Tapa los envases de botellas y frascos.

Consejos para que los niños ganen en autonomía

- Es aconsejable que cuando nuestro hijo comience a hacer cosas él solo, alabemos mucho en todo lo que haga correctamente. Con lo que no le sale a la primera, tendremos que tener algo de paciencia y no recriminarle constantemente sus faltas.

- Sobre todo al principio, no todo lo hará a la perfección y mucho menos deprisa. Por eso, conviene que demos un cierto margen y sin alterarnos. Es mejor que nos levantemos 10 minutos antes de la cama para que el niño se ponga los calcetines a su ritmo que hacerlo todo nosotros.

- Cuando vayamos al parque o a otros lugares donde los peligros sean más evidentes, es mejor que miremos de reojo lo que hace y no mostrar una preocupación exagerada. Lo único que conseguiremos es meterle miedo e inseguridad, lo que podría convertirle en un niño retraído el día de mañana.

- Si al principio nos da miedo que utilice el cuchillo o el tenedor, no debemos permitir que esto obstaculice sus progresos. Es mejor que compremos un juego de cubiertos especiales que seguir cortándole el filete hasta que sea más mayor.

- Para conseguir que nuestro hijo "se lance", debemos permitir que adquiera cierta libertad y responsabilidad. Si le damos una pequeña regadera para que se encargue de regar las plantas, por ejemplo, seguro que estará encantado de llevar a cabo este encargo, aunque tenga que hacer muchos viajes y nosotros estemos detrás de él con la fregona.

Teresa Pereda

Te puede interesar:

- 8 claves para que los niños sean autónomos

- La autonomía de los niños, secretos y objetivos

- Mi hijo juega solo: ¿autonomía o aislamiento?

- El peligro de sobreproteger demasiado a los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies