Carta a los Reyes Magos: enseñarles a diferenciar entre el capricho y lo que realmente van a usar

Cómo enseñar a los niños a escribir una buena carta a los reyes
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Noche de Reyes, noche de ilusión. Ese momento en el que cualquier cosa puede ocurrir y en el que los más pequeños, si se han portado bien, reciben algunos regalos. Para dar una pista a sus mágicas majestades, los niños escriben una carta a los Reyes Magos que llega hasta Oriente con todos los deseos de los menores.

Ahora bien, ¿qué debe contener esta carta a los Reyes Magos? ¿Debe estar repleta de juguetes y otros deseos típicos de la infancia? ¿Se debe rellenar este listado con cosas necesarias para el día a día o se puede permitir algún que otro capricho? Encontrar el equilibrio entre un tipo de regalo u otro ayudará a que los niños puedan guiar a sus mágicas majestades del mejor modo posible.

Carta a los Reyes Magos: factores a tener en cuenta

Cuando los padres revisen la carta a los Reyes Magos deben velar por que en este listado se incluyan juguetes adecuados para su edad. Cada etapa tiene una serie de productos fabricados para el nivel de los niños. Del mismo modo también se debe velar por que estos regalos puedan tener algún beneficio para los menores a nivel educativo apostando por artículos educativos.

Además los padres deben tener en cuenta que no se pueden cumplir todos los caprichos del niño en su carta. Aceptar todas las exigencias de un menor no es recomendable ya que de esta forma se dará a entender al pequeño que puede pedir lo que quiera que lo recibirá. Los adultos deberán valorar la cantidad de regalos que pueden pedirse a los reyes y de esta forma transmitir valores como la generosidad.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

 

La ilusión de los Reyes Magos por encima de todo

Otro motivo por el que no se le puede conceder todo capricho al niño en su carta de reyes es que de este modo no se incentiva la ilusión de este día. El 6 de enero supone una mañana en donde tras haberse portado bien, sus majestades mágicas habrán traído regalos a los más pequeños la casa. En definitiva, una jornada de fantasía que culmina una bonita Navidad.

Sin embargo, si todas las peticiones de un niño son cumplidas, este entenderá el día de reyes como una jornada en la que puede pedir todo lo que quiera que se lo dará. De esta forma, el niño no esperara esta fecha por la ilusión que supone irse a la cama a esperar la visita de los tres magos de Oriente, sino porque sabe que va a recibir tantos presentes como haya pedido en su carta.

Carta a los Reyes Magos: pedir con criterio

Los juguetes que traigan los reyes no solo pueden cubrir necesidades educativas o de vestimentas como en el caso de regalar prendas de ropa. También pueden servir para que el niño haga amigos y sociabilice con sus semejantes. En los últimos años videoconsolas y dispositivos electrónicos se han convertido en productos muy demandados por los más pequeños de la casa, unos artículos que han contribuido a un mayor aislamiento de los menores en casa.

Que los Reyes Magos de Oriente decidan traer a los más pequeños de la casa regalos para compartir con amigos es una buena idea. Además, los padres pueden animar a sus hijos a salir a la calle para disfrutar de estos presentes, una oportunidad con la que los más pequeños podrán compartir lo que han recibido con otros y de este modo aprender otro valor.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Educar con la carta a los Reyes Magos

- Carta a los Reyes Magos: oportunidad de educar

- Navidad, el significado de los símbolos navideños

- Navidad, cómo enseñar solidaridad a los niños

- Cómo vivir la Navidad en familia

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies