De la cuna a la cama, ¿qué supone para el niño dejar de dormir con los padres?

La habitación de los niños es mucho más que su espacio de descanso.
ISTOCK

Hay muchos momentos importantes en el desarrollo de todo niño: aprender a leer, dejar el pañal para empezar a usar el servicio o pasa de la cuna a su propia cama. Este último momento significa mucho para los más pequeños de la casa, mucho más que un cambio del lugar en donde duermen, también es el punto en donde empiezan a ganar cierta autonomía y comienza a ganar responsabilidad al hacerse cargo de su propio espacio.

Pero no solo fomenta la autonomía y la responsabilidad en los más pequeños, también ayuda a que sus niveles de sueño sean mejores y se favorezca su descanso. Así lo indica un estudio publicado en la revista Pediatrics y en donde queda patente que aquellos niños que a cierta edad dormían solos, presentaban mejores resultados en este aspecto.

40 minutos más de descanso

Para comprobar los beneficios que podría tener para el nivel de descanso en los más pequeños dormir en su propia habitación, los responsables del estudio congregaron a distintas familias con hijos en edad para poder en su propia habitación. Por un lado se distinguieron entre aquellos que contaban con su propio dormitorio y aquellos que seguían descansando junto a sus padres.

A lo largo de 30 meses los investigadores siguieron de cerca los casos de estos niños. Tras los 9 primeros se demostró que aquellos niños que dormían en su propia habitación dormían hasta 26 minutos más que aquellos que descansaban junto a sus padres. Tiempo que se incrementaba en los menores que cumplían con los horarios de sueño ya que en estos casos se incrementaba hasta los 40 minutos.

Tras 30 meses los resultados comprobaron que aquellos niños que habían comenzado a dormir solos desde un primer momento presentaban hasta 45 minutos más de sueño que aquellos que habían aguardado a los 9 meses para realizar el cambio de la habitación de sus padres a su propia habitación.

Beneficios de una habitación propia

Que el niño duerma solo no solo supone que sus niveles de descanso mejoren. También se contribuye a mejorar muchos otros aspectos de los más pequeños de la casa. Valores que hacen que los niños desarrollen capacidades muy importantes para ellos:

- Responsabilidad. La habitación de los más pequeños es su territorio, deben aprender a gestionarla ellos mismos. Recogerla, mantenerla limpia y otros detalles dependen del niño.

- Independencia. Los niños cuentan con su primer espacio en su cuarto. Ellos eligen a decoración y su organización, una forma de incrementar su independencia.

- Espacio para desarrollarse. La habitación de los niños es un lugar en donde desarrollar sus propias habilidades, desde estudiar, hasta la lectura o el juego para fomentar su imaginación. Muchas opciones hay que aportar en este cuarto.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Los muebles indispensables para la habitación de tu bebé

- Los principales gastos del bebé y trucos para ahorrar

Claves antes de comprar una cuna para tu bebé

- Compañeros de habitación en casa

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.