Infancia feliz y sin estrés, futuro laboral productivo

Una infancia sin estrés asegura un futuro igual.
ISTOCK

Lo que hagas hoy te afectará mañana. Aquel niño con padres que apuesten por un estilo de vida activo, tendrá menos problemas de salud en el futuro, el pequeño que tenga una dieta saludable evitará el sobrepeso y todos los males relacionados con ellos. Y los menores con una infancia feliz y sin estrés presentarán una mayor productividad en su futuro laboral.

Así lo determina una investigación realizada por la Universidad de Tasmania en donde queda reflejado cómo una infancia sin sobresaltos repercute muy positivamente en el terreno del empleo. Una llamada a todos los padres por cuidar en el ambiente en donde se desarrollan los niños.

Estrés prolongado

Este estudio nace del seguimiento de varios individuos a lo largo de 25 años. Todos los participantes fueron en el año 1985 cuando eran niños y tuvieron que contestar a preguntas sobre su situación en casa a nivel de estrés, sensaciones en el colegio y nivel económico de la familia. A lo largo de los años tuvieron que responder de nuevo al mismo cuestionario para ver la evolución.

A la larga, quedó demostrado que aquellos niños que durante su infancia presentaron un mayor estrés, mostraron una mayor ansiedad en su puesto laboral al alcanzar la edad adulta. Los investigadores señalaron que esto se debe a un estrés prolongado a lo largo de los años y que es difícil sacudirse una vez alcanzada la madurez por parte de los más pequeños.

Este estrés no solo se relacionó con el entorno familiar. Aquellos niños que fueron víctimas durante su infancia se demostraron menos eficientes en sus trabajos, algo que también se relacionaba con la ansiedad y con la menor capacidad de desarrollarse en un ambiente social por parte de estos menores. Una llamada de atención para padres y educadores a la hora de cuidar el entorno donde se desarrollan los menores.

Con esta investigación también se demostró que el entorno que fomentase un estilo de vida saludable también respondía a un futuro laboral más productivo. Los responsables del estudio señalaron que el ejercicio se ha demostrado como una forma efectiva para combatir el estrés y la ansiedad. Por ello animan también a los padres a fomentar estas prácticas en el hogar.

Combatir el estrés

Desde casa se puede ayudar a combatir el estrés de diversas formas. Estos son algunos consejos con los que conseguir mantenerlo lejos:

- Practicar ejercicio. Muchas horas se pasan frente a la pantalla y encerrado entre cuatro paredes. Un poco de ejercicio ayuda a cansarse, evadirse y tomar un poco el aire en la calle. Elegid una práctica que pueda hacerse en familia y a por ella.

- Buscar un hobby. La cocina, hacer puzles, montar maquetas. Opciones hay varias, y todas ellas contribuyen a evadir la mente y a mantener la calma mientras dure la actividad. Encontrad una que guste a todos y ponedla en marcha.

- Una ducha al final del día. Si al final de la jornada se siente que el estrés es demasiado grande, una ducha puede ayudar a rebajar los niveles de ansiedad. Perfecta para las jornadas más duras.

- Cuidar lo que se come. Si ya de por si un día puede ser estresante, añadirle una digestión pesada sólo puede empeorar las cosas. Cuidar lo que se pone en la mesa contribuirá a sentirse más relajado.

- Conversar en familia. Otra forma de evadirse es hablar con los seres queridos, desde una charla sobre aquello que ha ocurrido en la jornada hasta una conversación sobre posibles destinos vacacionales.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Establece prioridades: cómo olvidarte del estrés

- Las mujeres responden mejor al estrés

- Ansiedad, ¿qué esconde?

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.