Cómo juegan los niños del siglo XXI: dispositivos 2.0 & juegos reales

A qué juegan ahora nuestros hijos
ISTOCK

Los juegos de los niños de hoy en día han cambiado respecto a los de sus padres. Ellos son los denominados nativos digitales y, según un estudio llevado a cabo por Imaginarium, cerca del 60% de los padres están preocupados por el hecho de que sus hijos jueguen más con pantallas (tablets y móviles) que con juegos reales.

Sin embargo, a la hora de jugar hay una clara diferencia entre ambos y las formas de hacerlo. Mientras que a los díspositivos móviles los niños juegan solos, el 71,8% de los encuestados afirma que cuando sus hijos juegan con juguetes tradicionales les piden que les acompañen.

"En la actualidad, las formas de juego han cambiado debido al aumento del protagonismo de los dispositivos 2.0 respecto a los juegos reales, con los que los niños venían jugando en los últimos años. Por este motivo, hemos querido conocer cómo juegan los niños del siglo XXI, cuáles son sus intereses y preferencias y la visión de los padres con respecto al uso de las pantallas, con el fin de seguir ofreciendo juguetes que ayuden a los niños a tener una infancia mejor y más feliz", asegura Sonia Pérez, experta en educación y responsable de contenidos pedagógicos de Imaginarium.

Los juegos reales y la participación familiar

Las opciones de entretenimiento digital como las pantallas (tablets y móviles) representan una importante preocupación para la mayoría de los padres españoles, así lo han ratificado el 59,9% de los padres que han participado en el estudio de Imaginarium, Juego Real y Dispositivos 2.0, que ha generado un total de 14.998 respuestas y cuenta con un 95% de margen de confianza.

La participación familiar y la compañía es la principal diferencia a la hora de jugar entre los juguetes tecnológicos y los tradicionales. Así, el 71,8% de los padres encuestados afirma que cuando sus hijos juegan con juguetes tradicionales les piden que les acompañen, frente al 1% que relaciona esta situación cuando juegan con pantallas y un 27,2% que juega con sus hijos en ambas situaciones. Por tanto, la necesidad de interacción social y de compañía es muy importante para los niños cuando disfrutan de su tiempo de ocio con juguetes y no con pantallas.

Y, ¿con qué tipo de juguetes identifican más los niños el acto de jugar? Jugar es para el 81,5% de los niños de 0 a 7 años jugar con el juego real (cocinitas, muñecos, juegos de construcción o manualidades). Sin embargo, a partir de los 8 años y hasta los 12 esa identificación baja casi 20 puntos porcentuales de media, situándose en el 60,81%.

Según el estudio, entre los juegos con los que los niños disfrutan más se encuentran los que fomentan la creatividad como las manualidades o instrumentos musicales elegidos por el 29,15% de los encuestados, seguidos de los juegos de construcciones (19,03%) y los juegos de roles (13,66%), las opciones tecnológicas como jugar con pantallas y ver canales de YouTube re presentan en su conjunto el 13,32% desbancando así a los juegos de mesa que se sitúan en el 8,67%.

Los dispositivos 2.0 en la vida real

Previa YoutubeCargando el vídeo....

En la vida de los nativos digitales, los dispositivos 2.0 están presentes en diferentes situaciones cotidianas de los niños y el 61,26% de los padres se muestra a favor de que sus hijos jueguen de vez en cuando con este tipo de tecnologías.

Los trayectos en coche o en transporte público son la situación más común para el uso de pantallas para los grupos de edad de 0 a 3 años y de 4 a 6. Por el contrario, los niños con edades comprendidas entre los 7 y los 9 años y entre los 10 y los 12, juegan más con los juguetes tecnológicos después de hacer los deberes.

Y si bien el juego con pantallas es habitual, el tiempo semanal que destinan a este tipo de entretenimiento es inferior a las 2 horas para el 64,5% de los padres, mientras que el 26,60% situaría este uso entre las 2 y las 6 horas semanales y el 6,98% entre 6 y 12 horas semanales. Solamente un 1,42% y un 0,43% considera que sus hijos juegan con tablets y móviles entre 12 y 20 horas y más de 20 horas respectivamente.

La misma línea marcada por estos datos se ve reforzada por la proporción de tiempo que se estima para juegos reales y digitales. En este sentido, el 51,65% de los padres considera que sus hijos destinan más del 90% del tiempo de ocio al juego real frente al 0,39% que cree que lo invierten en dispositivos 2.0.

Marisol Nuevo Espín
Asesoramiento: Sonia Pérez, experta en educación y responsable de contenidos pedagógicos de Imaginarium.

Te puede interesar:

Ideas para jugar con los niños y participar en sus juegos

- Cómo aprenden los niños a través del juego

7 tendencias para comprar juguetes

Nuestros hijos y sus pantallas: el verdadero secreto educativo

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies