Leer en voz alta mejora la memoria

Contador
La lectura en voz alta aumenta la atención y mejora la memoria.
ISTOCK

Los libros son unos amigos de papel que ayudan de muchas maneras. A través de sus páginas, permiten que las personas puedan sumergirse en apasionantes lecturas que hagan que la imaginación vuele sin límites. Además leer puede servir al mismo tiempo para mejorar la memoria, eso sí, siempre que esta actividad se haga en voz alta tal y como recomienda un estudio de la Universidad de Waterloo, en Ontario.

Una investigación que destaca los beneficios que para la memoria supone leer en voz alta. Los datos de este trabajo demuestran que recitar las palabras que están pasando por los ojos ayuda a que se retenga mejor la información de estas páginas. Una revelación que puede suponer una mejor técnica de estudio para los alumnos que se enfrenten a temarios difíciles.

Mayor involucración

Para determinar los efectos de la lectura en voz alta en la memoria, los investigadores reclutaron a un grupo de 95 personas para someterlas a un test en el que debían memorizar distinta información tras enfrentarse a ella de distintas formas: lectura en silencio; escuchando a otra persona leerla; escuchando una grabación de sí mismos leyéndola, y leyéndola en voz alta.

De todas estas, leer en voz alta se demostró como la fórmula más efectiva de recordar la información que se mostraba a los participantes. Según Colin MacLeod, coautor de esta investigación, esto se debe a que hay una mayor involucración de la persona que pone mayor atención al retener los datos que se le exponen.

"Cuando añadimos una medida activa o un elemento productivo a una palabra, esa palabra se vuelve más perceptible en la memoria a largo plazo, y por tanto más fácil de recordar", señala MacLeod, quien apuesta por estas acciones por ejemplo a la hora de estudiar en exámenes difíciles como las pruebas de acceso a la universidad.

Otros beneficios de la lectura

Ya sea en voz alta o en silencio, la lectura tiene muchos beneficios para los niños, siendo esta una actividad totalmente recomendada:

- Ejercita el cerebro. Leer es una actividad intelectual que significa poner en marcha la mente, enfrentarse a un libro supone ejercitar el cerebro.

- Mejora la concentración. Leer supone poner la atención en las páginas de un libro, algo que se traduce en una mejora de la capacidad de la concentración al tener que poner el foco en los libros.

- Aprendizaje. Leer es aprender, hay múltiples curiosidades esperando en las páginas de los libros.

- Fomentan la imaginación. Los libros ofrecen una descripción, a los niños les toca formarse la imagen de los personajes y escenarios en su mente. Algo que sin duda fomenta su imaginación.

- Expansión del vocabulario. Leer enfrenta al niño a distintas palabras, algunas las puede conocer, pero sin duda muchas otras facilitarán el aprendizaje de nuevos términos.

Damián Montero

Te puede interesar:

10 libros para que los niños se enamoren de la lectura

- Niños lectores: ¿existen fórmulas mágicas?

- Dejar que los hijos elijan qué quieren leer mejora sus habilidades de lectura

- 12 consejos para adquirir gusto y hábito por la lectura

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies