Mejorar la autoestima a través de la diversión

Contador
La autoestima puede fomentarse en los niños a través de pequeñas actividades.
ISTOCK

La autoestima es una pieza fundamental en el día a día de cualquier persona. Antes de estar a gusto con otras personas, el primer paso es disfrutar de la compañía de uno mismo y saber sacar el mejor partido de las destrezas que se poseen. Sin embargo, los fallos y las numerosas críticas que se reciben en el día a día pueden hacer que este valor se reduzca considerablemente.

Algo que ocurre con mayor frecuencia en niños y adolescentes. En el caso de los más pequeños, porque todavía no conocen a sus virtudes ya que no les ha dado tiempo a descubrirlas, en el caso de los jóvenes porque esta edad de cambios hacen que demasiadas incertidumbres nublen el juicio sobre la persona. Por ello, una de las labores de los padres es fomentar la autoestima en sus hijos para conseguir que estos pudan confiar en ellos mismos para sacar el máximo partido de sus capacidades.

Disfrutando y confiando

El juego puede ser una herramienta excelente para fomentar la autoestima. Los más pequeños y los adolescentes pueden descubrir su valía a través de actividades que dominen y con las que encuentren algo en lo que destacar:

-Probar y probar. ¿Qué se les da bien a los hijos? Es un misterio, y la única forma de hacerlo es probando. Cocinando, practicando algún deporte, hay muchas actividades que probar y con las que divertirse mientras se descubre en qué destacan los hijos.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

-Fomentar la práctica de estas destrezas. ¿Ya se ha descubierto en qué se destaca? ¡A potenciar esta destreza a través de la práctica! Cursos de esta actividad, practicarla en casa, cualquier cosa vale con tal de disfrutar mientras uno descubre qué se le da bien.

-No quedarse en una sola actividad. Seguro que hay muchas cosas que se les dan bien a los hijos. Probar y probar de nuevo hará que la autoestima del pequeño crezca al ver que puede dominar no una, sino muchas otras habilidades.

-Reducir los miedos. Los padres deben hacer que los niños pierdan los miedos, al principio costará un poco, pero a medida que se normalice la práctica de determinada actividad. Si hay algo que el pequeño quiera hacer, los padres deben animar a que lo hagan sin terror al "qué dirán".

-El juego de la silla. Se pone una música y los niños deben caminar al lado de un grupo de sillas. Al interrumpirse la melodía, al menos uno de ellos se quedará sin asiento. Lo que a priori puede parecer una actividad clásica, puede ayudar a que los niños pierdan el miedo a quedar en ridículo y acepten cada juego como una oportunidad para divertirse y reír.

-Escribir una carta. Una forma de que los niños se conozcan a ellos mismos es que escriban una carta en la que destaquen aquellos puntos en los que crean que son mejores. Luego leerla en voz alta para que ellos mismos aprendan más sobre su mundo interior.

Damián Montero

Te pute interesar:

- La autoestima infantil, técnicas para potenciarla

- Los complejos, enemigos de la autoestima

Los problemas de los niños: estrategias para ayudarles

- Enseñar a perder a los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies