El método Ferber como solución al insomnio infantil

El insomnio en niños puede ser combatido con esta técnica.
ISTOCK

Dormir es el premio que todos buscan tras un largo día de trabajo. En el caso de los más pequeños de la casa también se trata de un elemento muy importante en su desarrollo. Sin embargo, en ocasiones, el insomnio hace acto de presencia y priva de esta recompensa a los niños.

Luchar contra este insomnio infantil ayudará a que los niños puedan cumplir con los horarios de sueño recomendados por los pediatras. De entre todas las técnicas que existen para ayudar a que los hijos puedan descansar se encuentra el método Ferber. Una terapia conductual basada en la extinción de hábitos y que se ha demostrado como eficaz para acabar con el insomnio.

Dejar los malos hábitos

Como ya se ha dicho, el método Ferber consiste en una estrategia de extinción, que consiste en dejar a los niños en la cama e ignorarlos hasta la mañana siguiente. Hay quienes argumentan que este sistema presenta una alta efectividad, pero el gran obstáculo que presenta es la dificultad de los padres para dejar a sus niños con sus lloros, chillidos, etc., durante toda la noche.

También se puede recurrir a la extinción gradual, que consiste en entrar en la habitación a intervalos periódicos cada vez más largos. La finalidad de estas técnicas es cambiar las rutinas del sueño. Es decir, todas aquellas normas que los adultos enseñan a un niño para que configure correctamente el hábito de dormir.

Para conseguir crear una rutina de sueño hay que conseguir la asociación de los mismos elementos externos y la actitud que transmiten los padres al enseñar el hábito. Al insistir en el mismo tipo de actividad, sin modificaciones, los progenitores transmiten su seguridad, haciendo que el niño entienda como la correcta la conducta que se le está mostrando.

La Sociedad Española de Pediatría Extrahosptalaria y Atención Primaria, SEPEAP, remiten al metaanálisis realizado por la Academia Americana de Medicina del Sueño realizó un metaanálisis en donde se seleccionaron 52 estudios, los resultados de los cuales demostraron que los tratamientos más eficaces para el insomnio son la extinción (y la extinción gradual), junto con las rutinas previas al sueño.

Causas del insomnio

Otra de las técnicas de tratamiento del insomnio es dar con la causa del mismo. Desde el Instituto del Sueño se dan las siguientes:

- Alergias. Los niños afectados duermen de modo fragmentado e interrumpido.

- Dolor. Otitis y cólicos son muy frecuentes en los niños. Cualquier cuadro que produzca dolor, molestia o fiebre nocturna interrumpirá el sueño nocturno. Si el cuadro se hace crónico, con el tiempo se suele haber condicionado malos hábitos de sueño en el niño, que pueden persistir pese a la desaparición del dolor, probablemente por desajustes en el ritmo de sueño y por la adquisición de malos hábitos.

- Enuresis. Desde el Instituto del Sueño señalan que la enuresis sea el más estresante de los trastornos del sueño para el niño, ya que no sólo es una fuente de pérdida de sueño, sino también de vergüenza. Se considera que este problema aparece cuándo a los cinco años de edad no existe aún control sobre el esfínter de la vejiga.

- Enfermedades crónicas. Cualquier enfermedad crónica es susceptible de causar alteraciones persistentes del sueño. Trastornos tales como dolores de cabeza, asma, diabetes mellitus, reflujo gastroesofágico o crisis epilépticas pueden alterar el sueño de quién lo padece.

- Medicamentos. Medicamentos relativamente inocuos que son prescritos para tratar enfermedades agudas o crónicas pueden llegar a perturbar el sueño (p.ej. los antibióticos, los bronco dilatadores, etc.).

Damián Montero

Te puede interesar:

- Problemas de insomnio en los niños

- Aumenta el insomnio tecnológico entre adolescentes

- La falta de horas de sueño provoca depresión y ansiedad
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.