Normas de comportamiento para padres e hijos en parques infantiles

Los parques infantiles conllevan normas de seguridad.
ISTOCK

En el verano el catálogo de actividades a realizar no solo se reduce a playa, piscina o viajes. Una mañana en el parque infantil, o una visita cuando las temperaturas se rebajen, también suponen una gran diversión para los más pequeños de la casa. Pero antes de poner un pie en estos lugares hay que tener en cuenta una serie de normas para asegurar una buena jornada.

Tanto para proteger la salud de los más pequeños de la casa, como para evitar molestias con otros niños, a la hora de ir al parque infantil los padres y los niños deben tener claras una serie de normas con la finalidad de evitar problemas.

Seguridad ante todo

La salud es lo primero a la hora de visitar un parque infantil. Si sucede cualquier accidente, la diversión se acaba y siempre es mejor acabar la jornada regresando a casa con una sonrisa en la boca que visitando urgencias pediátricas. En la entrada de estos recintos suele haber un listado con las reglas de comportamiento a seguir y prevenir los percances.

De todas formas, los padres deben advertir a los más pequeños de ciertos comportamientos como por ejemplo nunca tirarse de un tobogán de cabeza para evitar golpes en esta zona de la cabeza. También deberá dejarse claro que a la hora de subirse en algunas superficies, deberán hacerlo en las zonas indicadas para ello y nunca descolgarse por otras zonas.

Los niños también tendrán que extremar las precauciones cuando pasen por algunas zonas susceptibles de causar accidentes, como por ejemplo los columpios en donde pueden recibir un golpe cuando otro menor esté ascendiendo o descendiendo. Otro detalle a tener en cuenta es la zona de juego y la edad recomendada para poder realizar dichas actividades.

Realizar una actividad en una zona recomendada para niños de mayor edad puede terminar con una caída o con el pequeño rodeado de otros menores de mayor estatura que pueden provocar su precipitación. Por último, a la vuelta a casa, los padres deben asegurarse de que al regresar a casa los niños se aseen para evitar el contagio de determinados gérmenes presentes en estas áreas de recreo.

Normas de convivencia

No solo hay que tener en cuenta las normas para prevención de accidentes. Hay que recordar que el parque infantil es un espacio de juego y convivencia entre muchos niños. Por lo tanto hay que asegurarse de que la diversión de unos no termine por convertirse en una mala experiencia para otros.

El primer paso debe ser el respeto a la diversión de otros durante las actividades de ocio. Los niños deben aprender a guardar su turno y las colas antes de poder disfrutar de un columpio. En caso de surgir un problema con otro pequeño, hay que evitar el conflicto y en caso de sufrir un empujón o un golpe, no hay que seguir encendiendo la situación y llegar a transformar esta situación en una pelea.

En el caso de los padres, éstos deben recordar que el parque es un espacio de disfrute para los más pequeños. Si bien no han de apartar la mirada de sus hijos mientras éstos hacen uso de las zonas de recreo, no deben intervenir en estas actividades. Deben permitir que los niños socialicen junto a otros.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Ideas para jugar con los niños y particpar en sus juegos

- 5 beneficios del triciclo para el desarrollo psicomotor de los niños

Juguetes de estimulación para niños de 3 a 6 años

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.