Claves para evitar que el niño diga palabrotas

Hay que trabajar por eliminar las palabrotas del vocabulario de los niños
Foto: ISTOCK Ampliar foto

La buena educación se compone de muchos ingredientes: modales en la mesa, cortesía al recibir a otras personas, formas de dirigirse a desconocidos o de tratar a las amistades, vocabulario, etc. Especialmente este último elemento es uno de los que tienen que tenerse más en cuenta ya que es muy feo ver cómo alguien dice palabrotas o expresiones malsonantes, más aún si es un niño el que tiene estas palabras dentro de su repertorio habitual.

Es por ello que desde muy pequeños hay que trabajar porque estas palabrotas no aparezcan en su vocabulario y trabajar porque los hijos sean lo más educados posibles. Aquí te proponemos algunas técnicas con las que cambiar el chip de los niños desde la primera palabrota que salga de su boca y así lograr que a la larga esto no se convierta en un problema difícil de solucionar.

Técnicas para evitar las palabrotas

1.  Desde el primer momento. A veces creemos que un niño es demasiado pequeño como para entender nuestro lenguaje. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Antes de lo que pensamos los niños van asimilando inconscientemente nuestras palabras e incorporándolas a su mente. Es posible que antes que nos demos cuenta los más pequeños digan estas palabrotas que han escuchado cuando creíamos que no prestaban atención.

2.  Ser ejemplo ¿Cómo va a asimilar el niño que no debe decir palabrotas si en casa constantemente las oye? Es más, ¿cómo vamos a reñirles si ellos nos ven diciéndolas? Hay que erradicar estas palabras de nuestro vocabulario para que vea cómo los adultos tampoco las dicen, de esta forma seremos un referente de educación al tiempo que corregimos una tara en nuestros modales.

3.  No le rías las gracias. Hay padres que ven en estas palabras un comportamiento gracioso por parte del niño y se ríen como diciendo "mira mi niño, qué inocente, dice esta palabra sin saber lo que quiere decir". Pero esto no debe ser así, conozca o no el significado, se le ha de regañar y hacerle entender que este comportamiento no va a ser aceptado por parte de sus padres.

4.  Explicar el significado. Como dijimos en el punto anterior, es posible que los niños digan esta palabra sin saber muy bien qué es lo significa. Simplemente la han oído en algún lugar y la han incorporado a su vocabulario sin tener ni idea de cómo emplearlas. Por ello si escuchamos a nuestro hijo pronunciar una palabrota, habrá que reñirle y explicarle que esta palabra tiene connotaciones negativas y que puede ofender a alguien, por lo que debe ser eliminada de su mente.

5.  Fomentar la lectura ¿Qué mejor instrumento para fomentar su vocabulario que la lectura? Las páginas de los libros están llenas de palabras para aprender y que pueden ocupar la posición que tenían las palabrotas dentro de su vocabulario. De esta forma aprenderán un repertorio nuevo que se relacione más con la buena educación.

6.  No ignorar. Hay ocasiones en las que escuchamos a un menor decir una palabrota y preferimos ignorar esta situación pensando que al no darle importancia, el niño eliminará este comportamiento. Pero eso no es así, y actuando de este modo se puede conseguir el efecto contrario, que el niño piense que es un acto que al no haber tenido reacción, se pueda seguir haciendo.

7.  Averiguar el motivo. Una buena forma de evitar que el niño diga palabrotas es además de reñirle, preguntar qué es lo que pretendía decir con ella. De este modo, se le pueden sugerir otras palabras con las que expresarse en los casos en estos casos sin tener que emplear para ello palabras malsonantes.

8.  Insistencia. Es posible que a la primera ocasión en la que se le riñe al niño, este no olvide estas palabras. Por ello cada vez que se le escuche decir una palabrota, se le contestar del mismo modo y manteniendo la misma firmeza para asegurarnos que poco a poco dicho comportamiento desaparece en él.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Aprender buenos modales y normas de educación

- Límites y normas en la educación de los niños: objetivos

- Cómo reaccionar ante las palabrotas de los niños

- La edad de las palabrotas

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.