Privar de internet a los hijos les impide aprender importantes lecciones

A las nuevas tecnologías no hay que temerles, sino aceptarlas.
ISTOCK

Internet se ha convertido en una herramienta común en nuestros días. Con este mundo online han llegado al mismo tiempo numerosos peligros que han encendido las alarmas en muchos padres. Con el fin de evitar estos riesgos, se opta por prohibir el acceso de los menores a este universo en línea.

Sin embargo, evitar el acceso de internet a los más pequeños es una mala opción según señala un estudio de Screen Society. No sólo porque se priva a los niños de una herramienta fundamental en nuestros días, sino porque se impide que afronten importantes lecciones en su desarrollo.

La sociedad de las pantallas

Ellis Cashmore, profesor de la Universidad de Aston y uno de los autores de esta investigación, señala que en la actualidad vivimos en una sociedad repleta de pantallas. En la actualidad, desde que los niños nacen, viven rodeados de tecnologías que se posicionan como puertas de acceso a un mundo online del que es difícil escapar aunque los padres intenten evitarlo.

La hipótesis de partida era que los individuos no se vuelven adictos por el simple hecho de usar estos dispositivos. Para comprobarlo analizaron un total de 2.000 individuos y su empleo de estas tecnologías, los resultados concluyeron que es un mito que la sociedad actual esté poblada por personas que no puedan vivir con sus dispositivos móviles. Los casos de mayor dependencia se tradujeron con individuos que reconocían tener una experiencia agradable.

Los investigadores también señalan que la adicción a las nuevas tecnologías se relaciona con un contacto negligente con ellas. En el ejemplo de la experiencia agradable, los expertos señalan que es mejor formar a los más pequeños para que sus relaciones interpersonales se realicen en persona en lugar de suplir este contacto con las pantallas de smartphones, tablets y orenadores.

"Sabemos, a través de nuestra propia vida cotidiana y de nuestra investigación, que muchos padres prohíben a sus hijos usar smartphones y otros dispositivos porque les preocupa la adicción a estas pantallas, pero ¿cuáles son las consecuencias de esto? Al eliminar las pantallas, está quitando una fuente de información, privando a los jóvenes de una fuente vital de comunicación", explica Cashmore.

Establecer normas de uso

No hay que privar el acceso a internet de los más jóvenes, sino enseñar a un buen uso de las mismas. Para ello, nada mejor que un buen uso de estos dispositivos:

- Establecer límites en el uso de las nuevas tecnologías. Por ejemplo, llegada la noche, nada de utilizar smartphones u otros dispositivos.

- Animar a que los más pequeños a acudir a eventos como cumpleaños de compañeros de clase para poder interactuar en persona y no a través de los smartphones.

- Acompañar a los más pequeños durante su navegación por la red para poder discernir entre lo que ayuda y lo que no.

- Mantener charlas críticas sobre los peligros que acechan en internet: grooming, bullying, etc. y la importancia de la privacidad, así como de contar los problemas.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Internet segura: recíclate con tus hijos

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.