¿Cómo reconocer la adicción a los videojuegos según la OMS?

Los síntomas que deben alertar sobre la adicción a videojuegos.
ISTOCK

Desde este 2018 la Organización Mundial de la Salud, OMS pasará a declarar el trastorno provocado por la adicción a los videojuegos como nueva enfermedad mental. Sin embargo, tal y como expresó este organismo hay que diferenciar entre un uso habitual, un empleo abusivo y una adicción. ¿Cómo reconocer si un niño muestra síntomas de esta dependencia?

Sobre ello ha hablado también la OMS en una de sus publicaciones donde habla sobre la adicción a los videojuegos como enfermedad mental. Unos síntomas que deben poner en alerta a los padres y trabajar por reducir la exposición de sus hijos a esta forma de ocio electrónica.

Síntomas de la adicción de videojuegos

El trastorno de videojuegos se define, en el borrador de la 11ª Revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades, como un patrón de comportamiento de caracterizado por un control limitado sobre los juegos, dando prioridad creciente a este ocio sobre otras actividades. Es decir, la persona hace que juegos prevalezcan sobre otros intereses y prácticas diarias, aun sabiendo sus consecuencias negativas.

Para que se diagnostique el trastorno del videojuego, el patrón de comportamiento debe ser lo suficientemente severo y persistente en el tiempo como para producir un deterioro significativo en áreas personales, familiares, sociales, educativas, ocupacionales u otros ámbitos y normalmente ha dado muestras de dependencia bastante evidentes durante al menos 12 meses.

De esta definición, se pueden extraer los siguientes síntomas del trastorno de acción a los videojuegos:

- Falta de control sobre el juego. La persona no es capaz de controlar su conducta con el videojuego y no puede poner límites al tiempo que invierte en estas actividades ni a las veces que lo hace durante el día o la semana.

- Total prioridad sobre los videojuegos. Los videojuegos pasan a estar por encima de otros intereses vitales y rutinas del día a día como las tareas domésticas o prácticas deportivas.

- Caso omiso de las consecuencias negativas. La persona aun sabiendo las repercusiones o las consecuencias que pueda tener sobre su vida, continuará jugando.

Tratamiento de la adicción a los videojuegos

Al igual que ocurre con el resto de tecnologías, la adicción a los videojuegos requiere un tratamiento en el individuo. Desde la Universidad Internacional de Valencia se indica un tratamiento basado en 4 fases para poder solucionar esta dependencia en los individuos que requieran de atención:

- Fase 1: búsqueda de motivación.
La persona afectada por la adicción debe ser consciente de que tiene un problema y de que necesita solucionarlo. En ese momento se decidirá a buscar ayuda y acudir a un médico para que analice el caso. Cuando la persona adicta da este paso es fundamental el apoyo de su pareja, amigos y familiares.

- Fase 2: desintoxicación.
En esta fase se necesita todo el apoyo de sus familiares y en algunos casos ayuda de especialistas para que la persona sea consciente de la adicción que padece y vea las consecuencias que su conducta está causando en su vida y en su entorno.

- Fase 3: deshabituación.
Dejar la adicción a internet o al móvil requiere fuerza de voluntad y paciencia, además de apoyo. Poco a poco el niño irá recuperando su vida habitual y a aprender a controlar el uso que hace de la tecnología.

- Fase 4: rehabilitación.
Durante esta fase el individuo recupera las habilidades que tenía antes de comenzar con su adicción. Es decir, comenzará a relacionarse de forma sana y natural con su entorno, a compartir tiempo con su familia, a tener hábitos saludables y a respetar sus horas de sueño.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Videojuegos, cómo educar jugando

- Videojuegos: claves para no dañar la visión de los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.