Soledad en niños, cómo detectarla y ayudar a hacer amigos

Contador
Detectar la soledad en niños puede ayudar a solucionar problemas
ISTOCK

El ser humano es social por naturaleza, todo individuo necesita a alguien con quien relacionarse y sentirse dentro de un grupo. Sin embargo, en algunas ocasiones se hace difícil entablar una amistad. Una situación que puede hacer que los niños se sientan dados de lado y piensen si tiene algo malo que hace que el resto rehúyan su contacto. Por ello es muy importante detectar estas situaciones.

Detectar la soledad en los niños es muy importante para poder ver si existe algún problema y corregirlo. De esta forma, los padres podrán ayudar a sus hijos a entablar amistad con otros y crear un grupo donde sentirse querido y poder desarrollar su faceta más social.

¿Cómo afecta la soledad a los niños?

Como se ha dicho el ser humano es una criatura social. Por ello la soledad tiene importantes consecuencias en la saludad de los individuos, incluso puede llegar a ser más peligrosa que la obesidad para el organismo. Las pruebas muestran que no tener amigos hace que los menores se hundan a nivel mental y físico. Así lo explica el estudio realizado por la de la Universidad de Brigham Young en Utah.

La soledad provoca que el cuerpo se expone a un exceso de hormonas de estrés. Una ansiedad para que los más pequeños no están preparados y cuyos efectos pueden acabar convirtiéndose en un grave problema. Erosión de arterias, presencia de hipertensión, disminución de habilidades como el aprendizaje o la memoria, estos son algunos de los efectos que menciona este estudio.

A nivel mental, que un niño no cuente con amigos íntimos y una escasez de contacto social en general, provoca angustia en las personas. La tristeza también es una nota dominante en estos casos, provocando un sentimiento de vacío, aislamiento y distancia del resto. En el caso de los menores, la soledad puede tener efectos a largo plazo, impidiendo que desarrolle sus habilidades sociales.

¿Cómo detectar la soledad?

Los niños pasan mucho tiempo fuera de casa, ¿cómo saber si están desarrollando sus habilidades sociales? ¿Qué pistas pueden decir a los padres que sus hijos están atravesando problemas en este terreno? Estas son algunas pistas:

- El niño parece tímido, ansioso, inseguro de sí mismo o triste.

- El niño demuestra una falta de interés por el entorno.
El niño parece que no tiene habilidades sociales que puedan impedir que inicie o mantenga las interacciones.

- El niño tiene las habilidades sociales necesarias pero es reticente a utilizarlas.

- El niño es victimizado por los padres.

- La soledad aparente del niño parece ser un patrón constante a lo largo del tiempo, o es un fenómeno más reciente.

Si el niño presenta alguno de estos síntomas, lo primero es acudir a hablar con los profesores para saber cómo se está desarrollando la vertiente social de los más pequeños. En el caso confirmar la falta de amistades, los padres pueden ayudar a entablar estas relaciones:

- Reforzar su autoestima. No tener amigos puede hacer que el niño se pregunte qué tiene de malo, por ello hay que reforzar sus pensamientos positivos a través de la autoestima.

- No permitir el victimismo. La falta de amigos puede hacer que el niño se encierre en su propio mundo y no quiera abrirse, los padres deben animar a que el joven haga todo lo contrario y que se permita el lujo de darse a conocer.

- Valorar otras opciones. ¿Puede ser que el niño arrastre un problema más grave que evite que haga amigos? ¿Algún trastorno del lenguaje?

Damián Montero

Te puede interesar:

- Qué ocurre si tu hijo es introvertido

- El desarrollo emocional de los niños

- Cómo vencer la timidez: consejos para niños tímidos

- El mejor amigo en la infancia

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies