Los menores con obesidad en España crecieron en los últimos años

La media de menores obesos en España creció en 2017.
ISTOCK

El sedentarismo y la mala alimentación han provocado que la obesidad se convierta en una epidemia extendida en la sociedad. Las nuevas generaciones presentan multitud de problemas derivados del sobrepeso. Con el paso de los años la cantidad de personas que presentan estas afecciones han crecido tal y como se deriva de los datos de la Encuesta Nacional de Salud realizada por el Ministerio de Salud.

Un estudio en donde queda claro que la cantidad de personas que presentan problemas de salud relacionados con la obesidad ha aumentado. Hipertensión arterial, colesterol elevado, sobrepeso y diabetes han crecido en la población durante los últimos 30 años, y lo que es más preocupante, es mayor también entre los menores.

Aumento en la última década

Los datos que ofrece el Ministerio de Salud cifran en un 10,3% el porcentaje de menores obesos. Un número que mantiene la tendencia al alza de este problema en la última década. Desde el 2003 la cantidad de niños con sobrepeso ha aumentado desde el 8,53% hasta el estado actual.

Por edades, el sector de la población que abarca de los 2 a 4 años es el que peores datos presenta. Casi un 20% de los menores de esta edad tiene problemas de obesidad, en el caso de los niños de 5 a 9 años el dato es de casi el 16%. Esta reducción se mantiene a medida que los pequeños crecen y en el tramo de los 10 a 14 años es del 4,69% y sigue descendiendo al 3,24% en los menores de 15 a 17 años.

En cuanto a la actividad física, el 37,8% de la población de 15, o más años refiere que lo ocupa de forma casi completamente sedentaria. Por otro lado, el 35,3% de la población entre 15 y 69 años no alcanza el nivel de actividad física saludable recomendado por la Organización Mundial de la Salud. De hecho, la cantidad de horas que los jóvenes de 15 a 24 años pasan sentados a diario, 6,4 horas, es superior a la de la media del informe, 5 horas.

En cuanto a la alimentación, el 44,4% de la población de 1 a 14 años consume dulces a diario, y el 5,6% toma refrescos con azúcar con esa frecuencia. El consumo diario de refrescos con azúcar alcanza su máximo entre los 15 y 24 años.

Prevención de la obesidad

Tal y como se ha dicho, la obesidad se ha convertido en una epidemia en la actualidad. En especial preocupa la tendencia al alza entre los más pequeños, por ello entidades como la Organización Mundial de la Salud, OMS, ofrece una serie de recomendaciones para luchar contra esta situación:

- Aumentar el consumo de frutas y hortalizas, legumbres, cereales
integrales y frutos secos.

- Reducir la ingesta total de grasas y sustituir las saturadas por las insaturadas y de azúcares.

- Mantener la actividad física: un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada o vigorosa que sea adecuada para la fase de desarrollo y conste de actividades diversas. Para controlar el peso puede ser necesaria una mayor actividad física.

- Alentar la ida al colegio y a otras actividades sociales a pie o en bicicleta en condiciones de seguridad.

- Integrar la actividad física en las rutinas de la familia, buscando tiempo para hacer paseos en familia o participar juntos en juegos activos.

Damián Montero

Te puede interesar:

10 claves para que los niños hagan ejercicio físico

- Claves para evitar la obesidad infantil

- Obesidad infantil: la mayoría de los médicos responsabiliza a los padres

- 10 consejos para prevenir la obesidad en adolescentes

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.