Las grasas también son importantes en la dieta de niños y adultos

Niña come
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

¿Una dieta sana es aquella libre de grasas porque así no se tendrá colesterol? No, en absoluto. Este es un error muy común, y de hecho, otro de esos grandes mitos de la alimentación, pero totalmente falso: las grasas son un componente importantísimo en la alimentación y la dieta diaria de grandes y pequeños porque nos proporcionan la energía que nuestro cuerpo necesita para trabajar durante todo el día. Al igual que el desayuno, no debemos pasar sin ellas.

Lo que puede ser perjudicial para la salud, y por eso las grasas están tan mal vistas, es su ingesta en exceso o desequilibradamente, pero tomarlas debemos tomarlas. Por ello, es bueno seguir ciertas recomendaciones, como nos recuerdan desde la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Hay algunas reglas "básicas" y generales a la hora de comer grasas en la alimentación. Así por ejemplo, es mejor eliminar aquella grasa que sea visible en las carnes, tomar el pollo sin piel, disminuir el consumo de embutidos y, en función del caso, optar por la leche semidesnatada.

Consejos para mejorar la calidad de la grasa en la alimentación

Aparte de esto, hay que tener en cuenta que no todas las grasas son iguales, y es aquí donde debemos primar el consumo de las grasas de calidad. Sigue estos consejos de los pediatras para mejorar la calidad de las grasas que tomáis en casa, y así comerlas no solo sin riesgo, sino porque es totalmente necesario:

-Aumenta el consumo de pescado a 3-4 veces por semana si es blanco, y a dos veces a la semana si es azul

-Utiliza aceites vegetales, especialmente de oliva

-Por lo que respecta a las "grasas untables", mejor utilizar margarinas en cantidades moderadas

-Cocina de forma sencilla: hervido, a la plancha y al horno son las principales opciones. En el caso de las frituras, mejor que sean en aceite de oliva, a alta temperatura y de poco tiempo.

Y recuerda que una dieta equilibrada es aquella que incluye todos los alimentos: no hay nada prohibido (a no ser que existan alergias u otras incompatibilidades, y en este caso será el médico el que te lo avise), pero sí algunos que es mejor tomar en menor cantidad, como las chuches.¡No olvides que la dieta mediterránea tiene cinco comidas, no te las saltes!

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- 10 falsos mitos sobre la alimentación

- 10 recomendaciones de la dieta mediterránea

- Motivos científicos para desayunar cada mañana

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.