La soltería impuesta: ¿por qué yo no tengo pareja?

Por qué yo no tengo pareja
ISTOCK

Muchas personas tienen dificultades para encontrar pareja y otras para conservarla. Esta situación genera una gran frustración en las personas, y por este motivo, encontrar respuesta a la pregunta ¿por qué yo no tengo pareja?, se ha convertido en una de las cuestiones más buscadas en Internet.

Encontrar a alguien con quien compartir el amor es el deseo de muchos hombres y mujeres, de diferentes edades, procedencias, razas y nacionalidades y cuando el amor no llega, esta cuestión se convierte en un interrogante cuya respuesta necesita de la ayuda de allegados, y sobre todo de la opinión neutral y experta de un profesional.

Pilar Conde, directora técnica de Clínicas Origen, explica que "es cierto que en consulta se formula en voz alta esta pregunta, pero con muchos matices. Tantos como clientes entran por los despachos de estos centros de psicología".

La soltería impuesta

Distinto es estar sin pareja cuando uno quiere que cuando no se puede. En este segundo caso, "existe un estado común de tristeza, aislamiento e incluso depresión asociados a esta soltería impuesta. En muchos estudios de trastornos psicológicos, siempre el tener pareja se ha asociado como un factor de protección. Se trata, además, de personas que relacionan la relación de pareja y la formación de una familia con un proyecto de vida. Si, finalmente, él o ella consideran que su soledad sentimental se debe a factores relacionados directamente con su características de su persona que son inmodificables, como puede ser el físico, su personalidad o su intelecto, estos individuos se convierten en vulnerables a la depresión", explica la pscóloga Pilar Conde.

La situación puede agravarse, añade la psicóloga, "con una bajada e incluso la pérdida de la autoestima, lo que lleva a considerar a esos "solteros a la fuerza" que las cosas no van a cambiar o que, al menos, ellos no pueden hacer nada para cambiarlas. De esta manera abandonan la búsqueda de pareja y, por lo tanto, la posibilidad de encontrarla".

En este sentido, los métodos y maneras han cambiado mucho desde la irrupción del mundo digital y las redes sociales como vehículos de comunicación. La vía tradicional de ligar, de establecer el primer contacto, se ha modificado y ahora los jóvenes suelen conocerse en las redes sociales. Primero se "espían", se investigan, se miran en Instagram, o Facebook , y si lo que se ve gusta, se procede después a quedar.

Para Pilar Conde, "no es tanto como se accede a la pareja, sino la manera en que se establece esa relación y en base a qué se consolida. Es habitual recibir en consulta a personas que tienen dificultades no ya para encontrar pareja sino a algunas a quienes les faltan herramientas para gestionar las relaciones".

Sin pareja, ¿un problema de edad o de personalidad?

Previa YoutubeCargando el vídeo....

Por tanto, el problema de no encontrar pareja no parece ser un problema de edad, ya que los más mayores acumulan experiencias, en algunos casos negativas, que les hacen reticentes a la vida en pareja. Los jóvenes, por su parte, carecen de habilidades sociales y emocionales y suelen sentirse inseguros.

Se trata, pues, de un tema de personalidad. Y aquí, "si, podríamos, con prudencia, generalizar: los narcisistas, histriónicos, los evitadores y las personas con rasgos desconfiados tienen más problema para encontrar pareja estable", afirma Pilar Conde.

Consejos para abandonar la solteria

Pilar Conde recomienda los siguientes consejos para encontrar y conservar a la pareja:

1. Siéntete feliz contigo mismo. Antes de encontrar pareja y comenzar una relación seria debes estar bien.

2. Quiérete y acéptate como eres. Pon el foco en mejorar aquello que es importante para ti.

3. Respeta la vida que querías tener antes de conocer a tu pareja, tus amigos, familia, ocio, hobbies y expectativas.

4. Defiende y respeta tus derechos personales, así como defiende y respete los derechos de tu pareja.

5. El que una persona decida estar con nosotros no depende solo de lo que hagamos o como seamos, por lo que no hagamos más de lo que realmente nos define.

6.  No tengas miedo a que alguien no quiera estar contigo. No podemos gustar a todos, pero si queremos encontrar a alguien, tenemos que realizar acciones que nos dirijan hacia ese objetivo. Por lo que cuando conozcas a alguien, ajusta expectativas, sobre todo con el tiempo y lo que significará si la relación no llega a desarrollarse como queríamos.

Marisol Nuevo Espín
Asesoramiento: Pilar Conde. Directora técnica de Clínicas Origen

Te puede interesar: 

La genética y su influencia a la hora encontrar pareja

- Gestos románticos para el día a día

- El lenguaje del amor en pareja

- 10 consejos para vivir un buen noviazgo

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies