Cómo detectar la depresión adolescente

 

Cómo detectar la depresión adolescente

Cómo detectar la depresión adolescente
Foto: ING IMAGES Ampliar foto

La depresión es una enfermedad que afecta a entre un 1 y un 7 por ciento de los menores y el número de casos aumenta en relación con la edad. La detección precoz se convierte en clave para un mal en ocasiones enmascarado por los prejuicios sobre la adolescencia.

Las ventanas temporales por las que se 'cuela' en mayor medida el trastorno depresivo están entre los 13 y los 14 años y entre los 17 y los 18. En estos periodos se intensifican las presiones sociales sobre los más jóvenes, la familia deja paso al grupo de amigos como estructural social básica y las exigencias escolares son mayores que en etapas anteriores, se une a todo ello los cambios físicos propios de la edad.

Según explica Josefina Castro, de la Asociación Española de Psiquiatría del Niño y del Adolescente (AEPNA), la historia personal del niño o adolescente es clave para entender y diagnosticar el trastorno. La predisposición genética es uno de los principales factores desencadenantes de la depresión entre los más jóvenes, por lo que debe ser tenido muy en cuenta en su diagnóstico, tratamiento y seguimiento.

La depresión adolescente

Además la ansiedad en los más jóvenes puede convertirse en la antesala de la depresión si no se trata a tiempo. Para Castro, los menores que se muestran muy ansiosos ante situaciones escolares, con los amigos o familiares son más propensos a la depresión, por lo que es fundamental pedir consejo especializado.

Señales de alarma de la depresión adolescente

La doctora Castro señala que existen una serie de indicios que pueden ayudar a los padres a detectar pronto en sus hijos una incipiente depresión. Entre estos 'síntomas' se incluyen:

- Un estado de ánimo en el que prima la tristeza.
- Irritabilidad que se traduce en frecuentes enfados.
- Pérdida de la ilusión en aspectos que antes eran fuente de placer.
- Deseo de aislamiento que se traduce en no querer salir con los amigos.
- Descenso del rendimiento escolar.
- Pérdida del apetito y dificultades para dormir.
- Consumo de drogas como vía de escape.

Cómo actuar frente a la depresión adolescente

Aunque algunos de estos síntomas, como el consumo de drogas, son por si mismos motivo de consulta con especialistas de la salud otros pueden considerarse normales de la edad. Castro aconseja cuando existe cualquier tipo de duda acudir al centro de salud y no pensar que la situación puede mejorar por sí sola.

Es clave además, según la experta, conseguir la derivación a un psiquiatra especializado en esta franja de edad ya que sabrá realizar las preguntas adecuadas y detectar en las respuestas la clave para acertar con el diagnóstico.

Pautas para superar ladepresión

- Colaborar con el psiquiatra o psicólogo.
- No crear situaciones de estrés o presionar a los hijos.
- No mimar en exceso a los menores y no cambiar las pautas educativas.
- Aumentar las muestras de cariño.
- Buscar más tiempo para pasar en familia.

El tratamiento de la depresión en los menores se basa principalmente en la psicoterapia y en los casos más graves se utilizan antidepresivos. La mejoría comienza a ser evidente entre el mes y medio y los tres meses posteriores al comienzo de la terapia.

Te puede interesar:

- El 'sexting' y el 'ciberbullying' aumenta el riesgo de depresión

- El maltrato infantil y la depresión

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies