El mutismo selectivo en niños

Niña callada
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

¿Conoces lo que es el mutismo selectivo? Se trata de una afección por la cual el niño deja de hablar sólo en determinadas circunstancias, generalmente en la escuela o en contextos sociales. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre este problema del habla.

Las causas del mutismo selectivo

El mutismo selectivo es más común en niños menores de cinco años, según se explica en la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, que agrega que las causas de esta afección son desconocidas. "La mayoría de los expertos cree que los niños con esta afección heredan una tendencia a ser ansiosos e inhibidos", señala, al tiempo que indica que la mayoría de los niños con esta afección tienen cierta forma de miedo.

Es muy común que los padres de niños que callan tanto piensen que el niño ha optado por no hablar, pero generalmente el niño no es que no quiera abrir la boca, es que es incapaz de hablar en ciertos contextos. "Algunos niños afectados tienen una historia familiar de mutismo selectivo, timidez extrema o trastornos de ansiedad, lo cual puede aumentar el riesgo", matizan los expertos.

Mutismo selectivo no es lo mismo que mutismo

A este respecto, los expertos en salud explican que el síndrome de mutismo selectivo no es lo mismo que el de mutismo, en el cual los niños nunca hablan: la principal diferencia es que en el mutismo selectivo los niños tienen la capacidad tanto de entender como de hablar, solo que es incapaz de articular palabra en ciertos ambientes.

Síntomas del mutismo selectivo

Para identificar si nuestro hijo tiene mutismo selectivo, es importante estar atentos a ciertos síntomas que se repiten como un patrón: si los vemos durante al menos un mes, podemos pensar que se trata de mutismo selectivo. Eso sí, hay que tener en cuenta que le primer mes en la escuela no cuenta, pues es común que se presente timidez en ese periodo. Los síntomas son:

-Capacidad para hablar en el hogar con la familia

-Miedo o ansiedad entorno a las personas que no conocen bien

-Incapacidad para hablar en ciertas situaciones sociales

-Timidez

Qué tener en cuenta con el mutismo selectivo

Para identificar esta afección no hay ningún examen científico, pero sí es bueno observar esos síntomas y prestar atención al contexto: los expertos recomiendan tener en cuenta cuestiones culturales: por ejemplo, si nos hemos mudado a un lugar con otra lengua, es muy probable que los niños opten por sólo hablar en casa, y eso no es mutismo selectivo.

Además, se recomienda tener en cuenta antecedentes familiares para diagnosticar esta afección. Una vez que sabemos que nuestro hijo tiene mutismo selectivo, el tratamiento involucra cambios de comportamiento: tanto la familia como los profesores debemos participar.

Será el médico el que nos diga cómo actuar de la mejor manera para que el mutismo selectivo no afecte a la vida social y educativa del niño. Al respecto, los expertos aseguran que esta afección tiene diferentes desenlaces, aunque lo más común es que los niños necesiten terapia para superar su timidez y ansiedad.

Ángela R. Bonachera

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.