El pesimismo incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardíacas

 

El pesimismo incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardíacas

Siempre es mejor una sonrisa que una lágrima. Afrontar la vida con optimismo es una buena opción en cualquiera de los casos y tratar de ver el lado bueno de las cosas tiene múltiples beneficios. Y es que un reciente estudio acaba de añadir un nuevo efecto negativo al pesimismo, que incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiacas.

Ver el lado negativo de las cosas por sistema incrementa el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca tal y como indica el estudio del Hospital Central de Paijat-Hame en Lahti, en Finlandia. Esta investigación ha demostrado como el pesimismo hace que las personas que ven la vida desde un prisma negativo, tengan más riesgo de fallecer por culpa de un problema de corazón.

El pesimismo, nuevo factor de riesgo cardiovascular

Para tratar de vincular el pesimismo y las enfermedades cardíacas los investigadores siguieron de cerca durante 11 años los casos de 3.000 hombres y mujeres. Estos pacientes eran sometidos a revisiones de su estado de salud y participaban en encuestas en las que debían hablar sobre su estado de ánimo y si afrontaban su día a día con pesimismo u optimismo.

Los resultados indicaron que aquellas personas más pesimistas habían desarrollado enfermedades cardíacas a lo largo de todos estos 11 años. Los datos demostraron que estas personas negativas o con pesimismo tenían hasta el doble de probabilidades de morir por culpa de una de estas afecciones de corazón que el resto.

"El pesimismo parece ser un factor de riesgo bastante significativo de muerte por enfermedad cardiaca coronaria, tanto en el caso de hombres como en las mujeres, incluso si se tienen en cuenta los factores de riesgo clásicos y bien conocidos de la enfermedad cardiovascular como el tabaco o el alcohol", indicó el doctor Mikko Pankalainen, líder de esta investigación.

Relación entre salud y estado emocional: pesimismo y corazón

Previa YoutubeCargando el vídeo....

El doctor Mikko Pankalainen también señala lo importante que es este estudio en el avance de la Medicina ya que muestra cómo el estado emocional de las personas repercute en su salud física. Un descubrimiento que puede permitir tratamientos más efectivos de cara al futuro en donde se tengan en cuenta estos aspectos para asegurar que los pacientes de estas enfermedades reduzcan sus riesgos.

De igual forma, este descubrimiento también ayuda a que las personas sanas puedan prevenir este tipo de enfermedades valiéndose de su estado emocional. Mantener una actitud positiva contribuirá a que exista un menor riesgo de enfermedad cardíaca. Motivo por el cual se recomienda crear un clima relajado en casa sin lugar al pesimismo y transmitir estos valores a los niños para cuidar de su salud a largo plazo. Es decir, buscar siempre un motivo para reír en familia.

Pero esto no quiere decir que mantener a raya al pesimismo haga que desaparezca el riesgo de enfermedad cardíaca. También habrá que tener en cuenta otros factores de riesgo como las comidas con demasiadas grasas, la práctica de ejercicio diario y evitar fumar.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Tristeza o distimia: cómo identificar la tristeza crónica

- Tristeza y melancolía: antídotos contra el 'bajón'

- Cómo hacer que los pensamientos negativos desaparezcan

- Cómo elevar el estado de ánimo

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies