Los beneficios de un ambiente libre de humos para el niño

Un ambiente libre de humo tiene importantes beneficios en los niños.
ISTOCK

Es consabido que el tabaco es uno de los productos más perjudiciales para salud, y no solo para quienes lo consumen. Todo individuo que respira el humo de los fumadores también sufre las consecuencias de estos artículos, especialmente los niños, quienes pueden ver comprometido su desarrollo por culpa de los cigarrillos. Es por este motivo que se ha de asegurar un espacio libre de humos.

Un espacio que representa grandes beneficios según el estudio que ha realizado el Centro Médico Erasmus de Holanda. Una investigación en donde se destaca que un espacio libre de humos representa grandes beneficios para los niños, quienes presentan mejores niveles de salud en aquellos lugares donde el precio de los cigarrillos se incrementó y en donde se prohibió estos artículos en lugares públicos.

Reducción de infecciones pulmonares

Este estudio basó su investigación en la revisión de otros 41 trabajos en donde se ofrecían datos sobre la evolución de niños en zonas donde se habían implementado leyes antitabaco. Un análisis en donde se tuvo en cuenta la información de de más de 57 millones de nacimientos y 2.7 millones de hospitalizaciones.

Los investigadores encontraron que en aquellas zonas donde se habían instaurado leyes contra el tabaco las infecciones pulmonares en niños se había producido una reducción de más del 18%. También se apreció un descenso de casi un 10% en los ataques de asma graves en los niños. Al mismo los partos prematuros bajaron en un 4%. En definitiva, los espacios libres de humo habían contribuido a mejorar la salud de los llamados fumadores pasivos.

"Nuestro estudio muestra que la salud de los niños se beneficia de forma sustancial gracias a las leyes antitabaco y al aumento de los precios del tabaco. Para proteger la salud de algunos de los miembros más vulnerables de la sociedad, la instauración de dichas medidas de control del tabaco debería acelerarse en todo el mundo", explica el doctor Jasper Been, líder de esta investigación.

Efectos del tabaquismo pasivo

Fumar delante de un niño es una de las peores decisiones que se pueden tomar. Aquel que hace que un pequeño respire este humo también hace que inhale numerosas sustancias tóxicas y nocivas para su organismo. Algo que provoca que los más pequeños se enfrenten a estos problemas:

- Enfermedades respiratorias agudas y síntomas respiratorios crónicos.

- Asma y agravamiento de los síntomas asmáticos.

- Aumento de los síntomas respiratorios (como tos, dolor de garganta, problemas con los oídos).

- Mayor riesgo de sufrir cáncer de pulmón.

- Aumento del riesgo de problemas del corazón: infarto de miocardio, angina de pecho.

- Mayor posibilidad de desarrollar bronquitis, asma, neumonía y otitis. Los niños asmáticos tienen síntomas más graves y más frecuentes.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo prevenir el tabaquismo en los menores

- La OMS plantea prohibir fumar en coches y hogares con niños

- Receta para dejar de fumar

- El peligro de fumar en el coche con niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies