La hamaca puede ser responsable de tu dolor de espalda

La hamaca de verano y el dolor de espalda
ISTOCK

Cuando llegan las vacaciones y estamos deseando descansar, pocas veces echamos la culpa a la hamaca cuando nos duele la espalda. Y es que aunque nos cueste creerlo, en ocasiones, esta maravillosa silla de playa es la responsable de que el dolor de espalda no descanse en vacaciones.

Pero la hamaca no es la única culpable del dolor de espalda, las posturas que adoptamos cuando estamos tumbados no siempre son las más adecuadas. No obstante, otras causas que pueden agudizar el dolor de espalda en vacaciones son la práctica de deportes nuevos, los cambios de cama y alimentación, los viajes largos sin movilidad, cargar con maletas o tomar el sol en posiciones perjudiciales son algunas de las más habituales.

En vacaciones, cuidado con las malas posturas

Según datos de la OMS, el dolor de espalda afecta a casi el 20% de la población mundial y es importante saber qué nos puede fastidiar las vacaciones a causa de incómodos dolores durante las deseadas vacaciones.

Las causas más frecuentes de dolor de espalda durante las vacaciones son consecuencia de una mala postura, un desgarro o una mala práctica de una actividad a la que no estamos acostumbrados.

3 consejos para cuidar tu espalda, aunque estemos de vacaciones

1. Escoge una hamaca rígida mejor que una de tela. En estas últimas te hundes y sobrecargas la zona lumbar. Además, conviene buscar un buen apoyo para la cabeza y el cuello. Apoyar correctamente la cabeza puede aliviar el dolor o la curvatura cervical.

2. Corrige tu postura cuando te tumbes o te sientes. Las malas posturas pueden acabar pinzando algún nervio, provocando mareos, dolores de cabeza, ciáticas, o hernias discales. Además, es recomendable no pasar mucho tiempo boca abajo para no favorecer la sobrecarga de la lordosis lumbar.

3. Evita tumbarte sobre telas mojadas o calientes. Si te bañas y te tumbas en la hamaca o en la arena ten en cuenta que debes evitar que las toallas o la arena estén muy calientes porque aumenta la inflamación de tu cuerpo si tienes artrosis, o muy húmedas porque empeora las protusiones o las hernias discales. 

Recuerda que cuidar la columna verteral es sinónimo de salud, tanto física como emocional. Para disfrutar a tope de los beneficios de la playa, levanta la zona de las piernas para favorecer la circulación venosa, y toma los baños de mar, para mejorar las varices.

Todos creemos que el verano, lejos de la oficina y las pantallas del ordenador será sinónimo de salud, pero si uno no se cuida puede poder volver peor de lo que se ha ido.

Roser De Tienda. Quiropráctica

Te puede interesar:

Cómo evitar malas posturas y prevenir los dolores de espalda en niños

Acaba con tu dolor de espalda mientras duermes: usa la almohada

- ¿Es hereditario el dolor de espalda?

- 8 claves para tener una espalda sana

- Más ejercicio y menos pantallas para evitar los dolores de espalda

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.