Ideas para refrescarse sin exponerse al aire acondicionado

Cómo refrescarse sin aire acondicionado.
ISTOCK

Las altas temperaturas acompañan durante todo el verano a la mayoría de las familias. El calor impide que se pueda salir a realizar actividades cotidianas como jugar en el parque o pasear, por lo que los miembros del hogar deben quedarse en casa mientras el sol es más peligroso para la salud. Sin embargo, el mercurio también está alto dentro de estas cuatro paredes.

Para remediarlo muchas familias recurren al aire acondicionado. Un aparato que ayuda a mantenerse frescos a los miembros del hogar, pero de cuyo abuso se derivan muchos problemas de salud como los resfriados, y otros económicos al incrementarse considerablemente la factura de la luz. Pero también existen otros trucos con los que luchar contra el calor sin necesidad de emplear estos aparatos.

Problemas del aire acondicionado

Como se ha dicho abusar del aire acondicionado puede ser una mala idea ya que estos aparatos pueden causar graves problemas. Por un lado se presentan aquellos que ponen en juego la salud de las personas:

- Contracciones musculares al recibir directamente el chorro de aire frío que incluso es capaz de derivar en torticolis y parálisis facial.

- Catarros por culpa de una exposición reiterada al chorro de aire frío.

- Mareos por los cambios bruscos de temperatura después de pasar del calor de la calle al frío que hay dentro del hogar.

- Infecciones en las vías respiratorias por un mantenimiento deficitario de los filtros del aparato.

- Lumbalgias y otros dolores musculares por la respuesta del sistema muscular a la exposición al frío.

También se debe tener en cuenta el efecto que tiene sobre la economía familiar el uso constante del aire acondicionado. Estos aparatos requieren mucha energía que posteriormente queda reflejada. Un duro golpe que hará incluso más difícil afrontar la tan temida, para los bolsillos, vuelta al colegio que siempre termina llegando para cada hogar al concluir el verano.

Alternativas al aire acondicionado

Para evitar estos problemas derivados del aire acondicionado, se pueden emplear alternativas con las refrescarse y que se pueden ir alternando con el uso de estos aparatos. Estas son algunas de ellas:

- Uso ventiladores. Estos aparatos presentan un consumo más bajo de energía y también refrescan, se pueden usar en aquellas horas en las que el calor no sea tan alto y de este modo descansar del aire acondicionado.

- Recurrir a toldos, persianas y cortinas durante las horas de más calor para evitar que los rayos del sol entren y calienten la casa. Unos semipenumbra en los momentos de mayor irradiación ayudará a conseguir un ambiente más fresco.

- Crear corrientes de aire abriendo ventanas. Crear un pasillo de aire entre las distintas salas de la casa asegurará la renovación del mismo, permitiendo una mejor temperatura dentro del hogar.

- Mantener una buena hidratación. Beber mucha agua y comer productos como la sandía o el melón, así como otras frutas contribuye a mantener la temperatura en el cuerpo sin necesidad de usar el aire acondicionado.

- Ir a la piscina. Quizás no se pueda jugar en la calle, pero enfundarse el bañador e ir a alguna piscina a refrescarse es una buena idea para pasar el día en familia y sin necesidad de usar el aire acondicionado.

Damián Montero

Te puede interesar:

- El ejercicio físico, el calor y la deshidratación en niños

- Hidratación en verano: qué beber para refrescarnos

- Ideas para refrescar al bebé

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies