Jugar con los nietos, una excelente forma de prevenir la osteoporosis

Jugar con los nietos ayuda a prevenir la osteoporosis
ISTOCK

Mucho se habla a menudo de los beneficios que aportan los abuelos a sus nietos y la gran ayuda que prestan a los padres. Estos familiares en muchas ocasiones se convierten en los canguros perfectos para los hijos y en una fuente de valores que ayudarán a mejorar personalmente a los más pequeños de la casa. Sin embargo, esta relación tiene resultados positivos para los mayores también.

Pasar tiempo junto a los nietos es una buena herramienta con la que luchar contra la osteoporosis. Este enfermedad crónica reduce la movilidad de los mayores e incide en sus día a día impidiéndoles seguir con su ritmo de vida. Sin embargo, el cuidado de estos familiares es una forma muy divertida de conseguir reducir sus efectos mientras se pasa un tiempo repleto de risas y buenos recuerdos.

Mantenerse en pie

Una de las mejores formas de prevenir la osteoporosis es la práctica de ejercicio. Sin embargo, muchas personas mayores llegadas a cierta edad tienen a enfocarse en un estilo de vida más sedentario. La falta de trabajo después de la jubilación y la sensación de cansancio hacen que los abuelos reduzcan al mínimo su actividad física y prefieran quedarse en casa.

Es aquí donde la familia tiene que actuar y animar a los abuelos a no quedarse en casa y a salir a la calle para moverse. En este punto los nietos son una gran ayuda para poner en pie a los mayores. Los niños son una fuente inagotable de energía que puede contagiarse haciendo que estas personas salgan a la calle a disfrutar de este tiempo de calidad junto a sus pequeños familiares.

La práctica de este ejercicio contribuye a la prevención de la osteoporosis ya que con estas prácticas huesos y músculos se activan y se mueven. Los expertos recomiendan al menos 20 minutos al día de caminar como práctica para mantener lejos esta enfermedad y el cuidado de los nietos puede ser una buena opción para cumplirlos. Dar paseos junto a ellos, participar en sus juegos o recogerlos en el colegio mantendrán en pie a los abuelos al tiempo que los niños se quedan al cuidado de alguien de confianza con quien seguro disfrutarán.

Otros beneficios para los abuelos

Pasar tiempo junto a los abuelos no solo se traduce en beneficios en el terreno físico. Gracias a estos momentos la sensación de soledad en los mayores se reduce, algo que ayuda a prevenir enfermedades muy graves como el Alzhéimer. Así se muestra en un estudio del Centro de Investigación y Tratamiento del Alzhéimer en el Hospital Brighan de Boston.

Este trabajo se centró en demostrar cómo la soledad favorecía la producción de amiloidea, proteína asociada al desarrollo de Alzhéimer. Las personas con un alto nivel de este componente tienen más posibilidades de padecer esta enfermedad degenerativa. Para ello analizaron los casos de 43 mujeres y 36 hombres de una edad media de 76 años. A ellos se les realizaron pruebas psicológicas y se les preguntó por sus sentimientos y la relación con su entorno.

Las personas que afirmaron sentirse más solas eran quienes presentaban mayores niveles de amiloidea, es decir, tenían mayor probabilidad de terminar desarrollando Alzhéimer. Por ello se anima a los familiares a visitar habitualmente a los mayores y pasar tiempo con ellos para evitar que esta sensación aparezca en ellos y ayudando en la prevención de este problema.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Ocho de cada diez abuelos ayudan económicamente a sus hijos o nietos

- Los abuelos y su relación con la familia

- Abuelos y nietos: claves para educar

- Más que abuelos

- Cómo ser un abuelo diez

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.