Longevidad y calidad de vida, el misterio de las zonas azules

Longevidad y el misterio de las zonas azules
ISTOCK

¿Sabías que hay cinco "zonas azules" en el mundo donde la tasa de longevidad es más alta que en el resto? Además, en estas cinco zonas azules no sólo se vive más, sino que se vive mejor porque longevidad y calidad de vida van unidos. Aquí, los índices de achaques asociados a la vejez son los más bajos del planeta. ¿Por qué ocurre esto? ¿Qué tipo de vida, alimentación, deporte... o qué costumbres tienen estas personas para vivir más y mejor? Es el misterio de las zonas azules del planeta.

Hace poco más de una década que surgió el concepto de zonas azules. Fue en el año 2006, cuando el explorador y escritor Dan Buettner publicó en la revista National Geographic el artículo Secrets of long life (secretos de una vida larga), que mostraba tres lugares del mundo donde la tasa de longevidad era más alta que en el resto y donde los índices de problemas de salud asociados a la vejez eran de los más bajos del planeta: Nuoro (Cerdeña), Okinawa (Japón) y Loma Linda (California).

Posteriormente, añadiría la península de Nicoya (Costa Rica) e Icaria (Grecia), que compartían con las zonas anteriores algunos factores, como una vida activa, dieta equilibrada, niveles moderados de estrés, relaciones personales satisfactorias y un motivo por el que levantarse todas las mañanas.

Zonas azules, ¿cómo replicarlas en otros lugares del planeta?

Desde entonces, han surgido múltiples iniciativas que han tratado de replicar el modo de vida de los habitantes de estas zonas azules en otros lugares del mundo. Pero, realmente ¿este objetivo está a nuestro alcance? ¿Podemos conseguirlo viviendo en una gran ciudad? A nivel personal este objetivo depende tanto del esfuerzo y disposición personal de cada uno como de los avances de la investigación y la ciencia en el desarrollo de sustancias y productos capaces de desarrollar sinergias saludables en el organismo.

Gonzalo Peñaranda, CEO del laboratorio español Aora Health, asegura que "la vida en las grandes ciudades no ofrece un ambiente propicio para llevar una vida pausada, sin estrés y asociada a un envejecimiento saludable. También resulta difícil mantener una dieta equilibrada, potenciar las amistades y fomentar la relación familiar. Pero con esfuerzo y tesón y la ayuda de la ciencia podemos convertir nuestra vida en una auténtica zona azul".

Nutracéuticos para replicar las zonas azules

Una vida saludable y los últimos avances en complementos alimenticios -nutraceúticos- permiten a las personas crear su propia "zona azul", ampliando su esperanza de vida y viviendo mejor cada día. El objetivo es replicar una de esas cinco zonas azules del mundo donde cumplir cien años no es una excepción.

El primer paso para conseguir el binomio longevidad y calidad de vida es moderar el ritmo de vida, mantener una dieta saludable, reducir el estrés y las prisas, evitar el sedentarismo y mejorar la comunicación con los demás.

El segundo es incorporar a nuestro día a día la toma de complementos alimenticios naturales que actúen en el organismo resolviendo carencias y potenciando sinergias. La idea es "mejorar la salud desde dentro", potenciando el bienestar y calidad de vida, logrando un efecto similar a vivir en cualquiera de esas cinco zonas azules. 

Marisol Nuevo Espín
Asesoramiento: Gonzalo Peñaranda, CEO del laboratorio español Aora Health

Te puede interesar:

- Estos son los 60 consejos que una mujer de 60 tiene que decir a otra de 30

Saber envejecer: ¿cómo llevar bien los años que tenemos?

- Cómo frenar el envejecimiento de la piel

- Test de personalidad: ¿soportas los años que tienes?

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies