7 curiosidades de tu piel que seguramente no conocías

Cuidar tu piel
Foto: ISTOCK Ampliar foto

En verano, los riesgos a los que exponemos a nuestra piel son mayores. Pasamos más horas al aire libre y dejamos nuestra piel expuesta a los efectos de la radiación ultravioleta del sol, el viento, el agua clorada de las piscinas..., lo que puede producir daños y un envejecimiento prematuro. Para mantener nuestra piel tersa y luminosa más tiempo, te contamos estos 7 detalles que, tal vez, no conocías.

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano, por lo tanto debemos cuidarla de una forma adecuada. En invierno, a pesar del frío, es más fácil mantenerla hidratada y cuidada. En verano, con la llegada del sol y la exposición a los rayos solares, debemos tomas mayores precauciones. Por ejemplo, no exponernos al sol sin antes habernos cubierto de protector solar.

Ya todos sabemos lo fundamental que es usar protector solar en verano, pero ¿qué más cosas deberíamos saber de nuestra piel? Diferentes tipos de grosor, número de células muertas que se desprenden y otras curiosidades que te contamos a continuación.

7 datos para saber cuidar bien nuestra piel

Cuidar la piel

1. Se desprenden de ella células muertas: Aunque evidentemente no podemos verlas, la cifra se sitúa entre las 30.000 y las 50.000 cada minuto. Estos datos pueden llegar a suponer que una persona pierda hasta 750 gramos de piel muerta a lo largo de un año.

2. Tiene diferente tipo de grosor: En función del área de nuestro cuerpo a la que esté rodeando, tendrá un tipo u otro de grosor y espesor. En los pies, por ejemplo, tiene un grosor que oscila entre 1 y 5 mm, mientras que en la cara es de 0,2 mm.

3. Es el órgano más grande de tu cuerpo: Realiza un recorrido que va de los pies hacia la cabeza, un hecho que permite proteger a los órganos internos y ejercer de función barrera protectora. En los animales también es el órgano más grande.

4. Se compone de tres capas: La piel está formada por la epidermis (la parte externa), la dermis (la capa más gruesa y donde se encuentra principalmente el colágeno y la elastina) y el tejido subcutáneo o hipodermis (donde se acumula la grasa). El conjunto de epidermis y dermis es lo que conocemos como "cutis".

5. Tiene memoria: las quemaduras que puedas sufrir durante este verano te pueden pasar factura a lo largo de tu vida a modo de hipersensibilidad, alergias o patologías y enfermedades más graves.

6. Recuerda los excesos: la mala alimentación, el alcohol, el tabaco y la falta de sueño, entre otros factores, hacen que se acelere el proceso de envejecimiento de la piel y que esta pierda luminosidad.

7. Incluye una gran cantidad de vasos sanguíneos: en caso de que estos se organizaran y estuvieran dispuestos en línea recta, formarían un recorrido de hasta 17 kilómetros.

Consejos para tener una piel perfecta este verano

1. Piel limpia e hidratada: es importante realizar una limpieza diaria de nuestra piel y al menos una vez a la semana con productos específicos para realizar esta tarea. Deben ser productos que no irriten la piel ni que sean muy perfumados, pero ayuden a eliminar la suciedad acumulada e hidratar.

2. Dormir y descansar correctamente: el sueño es fundamental para que las células de nuestra piel recuperen fuerzas.

3. Cuidar la alimentación: hay que llevar una dieta equilibrada, no abusar de bebidas gaseosas ni helados. Los alimentos ricos en antioxidantes nos vendrán muy bien.

4. Protección solar: fundamental si vamos a estar al sol. La piel tiene memoria y las quemaduras que te hagas hoy pueden manifestarse en unos años.

5. Cloro: si hemos estado tomando el sol y bañándonos en una piscina clorada, es recomendable tomar una ducha para hidratar bien la piel y cuidar el PH.

María Rojas Sanabrias

Te puede interesar:

- 10 claves para cuidar tu piel en verano y protegerla del sol

- Tipos de piel, ¿cuál es el tuyo?

- Cómo frenar el envejecimiento de la piel

- El cuidado de la piel en el embarazo: 10 consejos prácticos

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.