10 reglas para prevenir el dolor de espalda en los escolares

Contador
El dolor de espalda en los niños
ISTOCK

Estudios científicos realizados en distintos países reflejan que distintos aspectos de la vida escolar, como la práctica de deporte, el peso del material escolar, el método con el que se cargue y la duración de su transporte o el mobiliario a disposición de los alumnos son, entre otros, factores que influyen en el dolor de espalda de los escolares.

En España, a los 15 años, más del 50% de los niños y casi el 70% de las niñas ya ha padecido dolor de espalda alguna vez en su vida. Y padecerlo en la infancia aumenta el riesgo de sufrirlo de manera crónica al ser adulto.

Deporte para prevenir el dolor de espalda

La medida más relevante para prevenir los dolores de espalda en el futuro es la práctica de ejercicio físico en la infancia. "De hecho -enfatiza el doctor Francisco M. Kovacs- la actividad física es indispensable y necesaria para que la columna vertebral adquiera su forma definitiva. Además, realizar ejercicio físico de manera periódica reduce el riesgo de padecer dolencias de la espalda y, aumenta la probabilidad de que, si aparece dolor, éste sea de corta duración e influya menos en la actividad cotidiana y la calidad de vida".

Sin embargo, la práctica de deporte a nivel competitivo puede aumentar el riesgo de que el dolor aparezca y se convierta en crónico. Para reducir este riesgo, es preciso seguir estrictamente las pautas del entrenador y, cuando está indicado, realizar ejercicios compensatorios. También conviene siempre calentar antes de empezar la actividad y estirar los músculos al terminar. Pero el deporte sólo puede causar problemas cuando se realiza a nivel competitivo, en un contexto en el que ganar es más importante que realizar una actividad saludable, y si el entrenamiento es inadecuado y se repite con mucha intensidad. Por eso, ese riesgo sólo afecta a una minoría de deportistas, y no tiene que convertirse en una excusa para no hacer deporte.

Evita el peso excesivo de la mochila escolar

Previa YoutubeCargando el vídeo....

Asi mismo, el transporte de un peso excesivo en las carteras y mochilas escolares también constituye otro de los factores asociados al dolor de espalda, especialmente cuando el transporte dura mucho tiempo. De hecho, estudios internacionales demuestran que el dolor de espalda es menos frecuente entre los escolares que disponen de taquillas en sus colegios, al permitirles transportar menos peso y con menos frecuencia; también entre aquellos que están en mejor estado físico, pues una mayor y más entrenada musculatura reduce la influencia negativa del excesivo peso de la mochila. Eso recalca de nuevo la importancia del ejercicio físico.

En la actualidad, se estima que aproximadamente un tercio de los escolares transportan una carga superior al 10% de su peso, que es el límite recomendado por los expertos para los adultos.

Por último, cabe señalar la importancia de un adecuado mobiliario escolar. "Las sillas y pupitres deben ser de altura regulable de modo que se ajusten a la talla de los escolares, para que les permita cumplir las normas de higiene postural, como sentarse lo más atrás posible en la silla con la espalda recta y los codos apoyados. Es evidente que no todos los niños crecen al mismo ritmo y, sin embargo, en la mayoría de las aulas el mobiliario escolar es idéntico e inadaptable, lo que les obliga a adoptar posturas inadecuadas", afirma el doctor Kovacs.

Las 10 reglas para una espalda sana y fuerte

Estas recomendaciones ayudarán a los niños a evitar el dolor de espalda, y a tener una espalda sana, aunque también nos las podemos aplicar los adultos:

- Mantenerse activo y hacer ejercicio habitualmente: la natación, correr o ir en bici le pondrán en buena forma física. Los ejercicios de gimnasio pueden además hacer que la musculatura de su espalda sea potente, resistente y flexible. Cualquier ejercicio es mejor que ninguno.

- Es recomendable calentar los músculos antes de hacer ejercicio, y estirarlos al terminar.

- Evita que el niño se pase todo el día sentado. De lo contrario, perderá fuerza en la musculatura de la espalda y aumentará el riesgo de que le duela.

- Enséñale a sentarse bien:
-Lo más atrás posible en la silla y manteniendo el respaldo recto.
- Manteniendo la espalda relativamente recta y los brazos o codos apoyados.
- Cambiando de postura frecuentemente e intentando levantarnos cada 30-45 minutos.

- Corrige su postura al estudiar, debe sentarse según lo explicado en el punto anterior y, si va a estar mucho tiempo, que use un atril.

- Cuando use el ordenador, coloca la pantalla frente a sus ojos y a la altura de su cabeza.

- Facilita a tu hijo un transporte correcto del material escolar:
- Utilizando un transporte con ruedas y de altura regulable.
- Si no, que use una mochila de tirantes anchos y que pasen por ambos hombros.
- Evita que el niño lleve más del 10% de su propio peso.

- Consulta al médico, si le duele la espalda y el problema persiste.

Marina Berrio

Te puede interesar:

Cómo evitar malas posturas y prevenir los dolores de espalda en niños

- El peso en las mochilas escolares

- ¿Es hereditario el dolor de espalda?

- 8 claves para tener una espalda sana

- Más ejercicio y menos pantallas para evitar los dolores de espalda

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies