Educación en familia

Los costes de un canguro en España

Todo padre querría estar junto a su hijo para cuidarlo y atender a sus necesidades. Sin embargo, la conciliación se vuelve un asunto difícil para muchos hogares. Hacer equilibrio entre trabajo y familia es muy difícil en algunos casos, por lo que se tiene que pedir ayuda para dar solución a este problema. La respuesta en muchos casos está en los canguros, profesionales que se encargan de los más pequeños cuando sus progenitores no pueden hacerlo.

¿Son los niños más protegidos los más infelices?

Ningún padre quiere que su hijo lo pase mal. La preocupación de todo progenitor es la de asegurar la integridad de sus niños, pero hay que recordar ciertos límites. Proteger demasiado a un menor supone restarle autonomía, aislarlo en una burbuja que no solo impide que sepa afrontar los reveses de la vida sino que además puede provocar en él una sensación infelicidad.

La recompensa social: indispensable para los adolescentes

Los estudios de neuroimagen muestran cómo en los adolescentes el rechazo social se vive igual que una amenaza a la salud física. Eso explica por qué las amistades y su ruptura se sienten como si sus vidas dependieran de ello, porque, en cierta manera, ellos lo viven así.

Familiares que ayudan a cuidar los hijos, qué debes tener en cuenta

La crianza de un hijo es una etapa en la que participan mayoritariamente los padres. Sin embargo, otros familiares también ayudan en esta misión, algo que facilita la conciliación laboral en padres y madres. Abuelos y tíos se convierten en ocasiones en canguros improvisados que permiten a los progenitores y tranquilos al trabajo a sabiendas de que sus hijos quedan en buenas manos.

Cómo explicar a los niños la noticia de un atentado terrorista

Las noticias de atentados terroristas y otras tragedias nos sobresaltan ciclícamente cada cierto tiempo y a nadie dejan indiferente. Con cada una de estas noticias, las familias estamos expuestas a una abrumadora cantidad de información e imágenes sobre el acontecimiento. Y como afirma Ángels Ponce, experta en Terapia Familiar, "el efecto que este tipo de noticias tiene sobre un niño, es mucho mayor e intenso que sobre un adulto".

Horas de sueño: ¿cuántas necesitan los niños?

El sueño es vital para el crecimiento y para el desarrollo de los niños. Las ventajas de lograr un sueño de buena calidad son muchas: adquirir más rápidamente las habilidades de motricidad fina y gruesa, tener más resistencia, una mejor alimentación, mejores notas en el colegio, mejores habilidades sociales y un mejor temperamento, entre otras. Así, instaurar en casa buenos hábitos de sueño e inculcar una serie de pautas para dormir bien les será a los niños de gran ayuda en el camino de la vida.

Ejercicios de respiración para controlar los nervios

Existen muchos motivos para que un niño se sienta nervioso. Una frustración ante un mal resultado en un juego, la sensación previa a un examen, un pequeño conflicto con un hermano o con un compañero de clase. Un asunto que hay que tener en cuenta ya que los más pequeños no saben manejar estas emociones y este estrés puede terminar por dominarlos y haciendo que pierdan el sueño o se ven envueltos en una pelea.

Nuevas tecnologías, por qué un niño se vuelve adicto

Los smartphones y otras tecnologías se han convertido en pieza indispensable del día a día de muchas personas. Una ventana que abre a los individuos el vasto mundo que es internet y en donde se puede acceder a mucha información. Al mismo tiempo, estos dispositivos también tienen un carácter lúdico del que muchas veces terminan abusando las nuevas generaciones.

La paciencia se educa con paciencia

Educar requiere un grado máximo de paciencia, un arte magistral que nace de saber qué hacer en cada momento, ceder o no ceder, transigir o exigir. No perder los nervios ni la calma, aunque las cosas no salgan bien a la primera, es la mejor manera de educar a los niños. Pero, ¿cómo hacerlo? Con paciencia, una virtud que requiere de grandes dosis de ternura.

Necesitadores compulsivos, ¿cómo tratar a los niños que nunca están contentos?

¿Cuántas necesidades deben cubrirse para ser feliz? ¿Cómo diferenciar el capricho de lo que es imprescindible? En ocasiones los padres se encuentran con niños que solo piden y que supeditan su felicidad a la adquisición de todos sus reclamos, ya sea la atención de sus padres, o la compra de algún juguete. Pareciera que nunca están contentos, que siempre precisan de algo.
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies