Madurez | HacerFamilia
Suscríbete a nuestra revista

Madurez

Niños y niñas: distintas formas de ser y de aprender

Niños y niñas: distintas formas de ser y de aprender

Los niñ@s difieren en sus ritmos de maduración, en sus intereses, inquietudes, aficiones, formas de socializarse, formas de reaccionar ante idénticos estímulos, maneras de jugar, afectividad y comportamiento. Todo esto provoca que tengan una diferente forma de aprender, por lo que ante una clase mixta tendremos que contar con la diferencia para ir conjugando diversos modos de impartir las lecciones para estimular a unos y a otras. A los chicos se les puede motivar con un diez a los que trabajen mejor en el cuaderno, además de salir unos minutos antes al descanso. A las chicas exponiendo en el panel de clase sus cuadernos, además de recibir un aplauso.En casa podemos organizar el horario de estudio de dos modos: para los niños, más inquietos, les permitiremos que jueguen un poco antes de estudiar (15 minutos) y se desahoguen, luego deberes (30 minutos) y antes de la cena entre un cuarto de hora y treinta minutos para desconectar. Las chicas, en general, prefieren terminar cuanto antes con los deberes pues suelen "angustiarse" más si no acaban a tiempo; así, le propondremos que estudien para más tarde hablar sobre sus cosas con mamá, leer un libro o ayudarnos en alguna tarea que tengamos que hacer esa tarde.

8 respuestas a 8 preguntas comprometidas de los adolescentes

8 respuestas a 8 preguntas comprometidas de los adolescentes

1. ¿Por qué tengo que ayudar en casa, mi obligación es estudiar?

Aprender a tomar decisiones en la adolescencia: del impulsivo al prudente

Aprender a tomar decisiones en la adolescencia: del impulsivo al prudente

Es cierto que no siempre tenemos el tiempo suficiente para desarrollar un proceso decisorio adecuado; también hay que aprender a tomar decisiones en estas circunstancias. Pero en la etapa de aprendizaje que nos ocupa, sí que es recomendable, de vez en cuando, poner en práctica una serie de pasos lógicos en la toma de decisiones.

Cómo preparar a los niños para quedarse solos

Cómo preparar a los niños para quedarse solos

Antes de plantearnos dejar a un hijo solo en casa debemos reflexionar sobre otras alternativas, aunque nos supongan un mayor esfuerzo de organización o renuncia.

Los 'niños llave': las consecuencias de la soledad

Los 'niños llave': las consecuencias de la soledad

Papá y mamá trabajan mucho, quieren darles lo mejor a sus hijos, pero quizá han olvidado que los niños lo que más necesitan es estar con ellos, es decir, tiempo. Son "los niños llave", los que llevan colgada al cuello la llave de la puerta porque al salir del colegio no hay nadie en casa. Un fenómeno tan silencioso que ni siquiera se ha contabilizado suficientemente.

Los grados de autonomía de los niños

Los grados de autonomía de los niños

Los niños son como "de goma", pero en ocasiones no podemos evitar que se caigan, que se equivoquen, que las cosas les salgan mal... Es más, antes de caer en la sobreprotección es preciso poner los medios para evitar protegerles demasiado. Una cosa es mimarlos y otra muy diferente no dejarles respirar con nuestros cuidados. Los pequeños golpes y caídas forman parte del aprendizaje de los más pequeños, además de educar su fortaleza.

Termino Bachillerato, y ahora ¿qué estudio?

Termino Bachillerato, y ahora ¿qué estudio?

Las conversaciones con nuestros hijos sobre su futuro profesional suelen ser muy positivas. Ahora bien, pueden encerrar un cierto peligro si pretendemos inculcarles la profesión que a nosotros nos gustaría para ellos. Si hacemos esto nuestro hijo podrá reprocharnos en un futuro que le "comimos el coco" aprovechando un momento en el que era muy vulnerable a las influencias exteriores debido a su propia inseguridad.

El cerebro del niño: ¿cómo sintonizar con sus dos hemisterios?

El cerebro del niño: ¿cómo sintonizar con sus dos hemisterios?

Conocer las bases neurobiológicas que rigen el funcionamiento de la mente, nos permite potenciar y favorecer los procesos cerebrales. Gracias a los avances en neurociencia hemos podido vislumbrar los entresijos de nuestras mentes. Conocer cómo es y cómo funciona el cerebro del niño nos abre un amplio abanico de posibilidades, y nos puede ayudar a optimizar nuestra labor educativa, ya que nos permite potenciar aprendizajes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies