Cuándo tenemos que empezar a vigilar el sobrepeso infantil

Expertos recomiendan vigilar el sobrepeso desde los seis años
Foto: ISTOCK Ampliar foto

La obesidad infantil es un problema que cada vez va a más por culpa de la expansión de bebidas excesivamente azucaradas, los productos procesados y un ritmo de vida que tiende cada vez más al sedentarismo.

Por estos motivos cada vez más expertos aconsejan que se vigile el sobrepeso en los niños desde edades más tempranas. De esta forma se podrá luchar contra la obesidad infantil desde sus inicios y se conseguirá evitar los problemas de salud derivados de un exceso de grasa. Muchos afirman que debe ser a partir de los seis años cuando debe empezar a revisar el peso de los menores.

Terapias más agresivas frente al sobrepeso infantil

Según el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos, los niños deberían someterse a revisiones para valorar si tienen sobrepeso a partir de los seis años de edad. De este modo los profesionales podrán iniciar tratamientos adecuados para contrarrestar la obesidad en estos casos. En este punto muchos nutricionistas estadounidenses apuestan terapias más agresivas encaminadas a cambiar la conducta de estos pacientes.

Es decir, hacerles adoptar unas rutinas que les haga abandonar el sedentarismo y llevar una dieta más equilibrada y alejada de alimentos con azúcares añadidos y grasas saturadas. Estas deben aplicarse de forma rígida y sin permitir desviaciones ya que la intención es atajar el problema desde sus primeros estadios y no esperar a que vaya a más en el futuro. Además es más fácil conseguir que un niño pequeño acepte estas conductas que un adolescente que lleve años y años de sedentarismo y malas dietas.

Pero este organismo tampoco se olvida de la obesidad en adolescentes y preadolescentes. Según estos expertos estos pacientes de sobrepeso también deben ser sometidos a terapias conductuales en donde también deben participar los padres. La misión es la misma: inculcar un estilo de vida con deporte y dieta equilibrada. En este caso la participación de los padres es clave ya que estos deben aprender cómo evitar los alimentos tentadores en casa y animar a sus hijos a seguir adelante con este tratamiento.

 

Cómo luchar desde casa contra el sobrepeso infantil

Los padres no deben esperar al diagnóstico de un caso de sobrepeso para cambiar los hábitos de vida de sus hijos. Si se trabaja desde un primer momento se conseguirá evitar problemas de obesidad en el futuro. Estos son algunos de los puntos que desde casa pueden aplicarse en esta prevención:

1. Alimentación planificada y equilibrada en donde se evite la excesiva cantidad de bocadillos, refrescos, dulces, etc. y aumentar la oferta de frutas, verduras, lácteos, legumbres y cereales.

2. Hacer ejercicio físico regular. Pasear o practicar algún deporte con amigos o en familia es la mejor forma de inculcar la actividad física.

3. Respeta los horarios de comida. Los alimentos con excesiva grasa y con azúcares deben evitarse entre las comidas ya que consumirlos tiene dos inconvenientes: aportan muchas calorías y pocos nutrientes y quitan las ganas de comer alimentos mucho más nutritivos.

4. Importancia de los lácteos. La importancia de estos alimentos para los huesos es importante para asegurar todo el calcio que necesitan.

5. Precaución con la comida rápida ya que engorda mucho y alimenta poco.

6. Comer despacio y sin distracciones como televisión, videojuegos, smartphones, etc. Más de dos horas frente a la televisión favorecen la obesidad.

7. Comer con moderación y de forma variada de forma que en la dieta haya un poco de cada cosa y no mucho de una sola.

8. Que toda la familia participe en la práctica de los buenos hábitos alimentarios. Una alimentación sana es saludable para todos ellos, tengan o no sobrepeso.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo prevenir la obesidad infantil

- Comer en familia previene la obesidad

- Ejercicio en la infancia

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.