Cómo afecta el ictus a la capacidad de comunicar

El ictus y la pérdida en la capacidad de comunicar
Foto: ISTOCK Ampliar foto

El daño cerebral puede afectar a todas las áreas del funcionamiento del ser humano. Los déficits dependerán del tipo de lesión, la localización y severidad inicial de la misma... así como de características propias de cada afectado como la edad, personalidad o capacidades previas a la lesión. El ictus presenta con frecuencia una extensa variedad de alteraciones cognitivas, de comunicación y de comportamiento.

El ictus y las alteraciones en la capacidad de comunicación

En las alteraciones del lenguaje, el paciente que ha sufrido un ictus presenta diferentes trastornos. Algunos de los más significativos son la imposibilidad para emitir sonidos y palabras, pasando por la afectación del habla, que llega a volverse ininteligible. Puede ocurrir también que no comprenda conversaciones con la familia o vecinos, y problemas de localización en la calle, Incapacidad para realizar compras y problemas para la lectura y escritura.

¿También pueden tener problemas de deglución?

Efectivamente, en el ictus surge la dificultad para transportar el alimento o la saliva desde la boca al esófago (disfagia) es una secuela habitual, disminuyendo así la eficacia, entendida como el aporte nutricional y de hidratación suficientes para la subsistencia humana, no obstante comer no es solo un acto de subsistencia sino un acto social, es parte de nuestra cultura, la alteración del proceso deglutorio limita la calidad de vida general y aumenta las complicaciones clínicas.

Problemas de deglución tras sufrir un ictus

- Dificultades en el acto de comer y tragar alimentos.
- Atragantamientos durante la comida.
- Dolor durante la deglución.
- Dificultad para masticar.
- Aumento de la producción de saliva, babeo.
- Dificultad para tragar.
- Cambios de la voz.

Problemas respiratorios tras el ictus

- Apnea del sueño.
- Mala coordinación respiratoria.

El logopeda en la rehabilitación de los pacientes tras el ictus

El logopeda y el paciente tras el ictus

El logopeda debe formar parte de los equipos interdisciplinares de los pacientes que han sufrido un ictos porque, una rehabilitación integral es lo más eficiente a la hora de ayudar a que una persona logre la mayor independencia posible después de haber sufrido un ACV. Los logopedas trabajan con el paciente y la familia en la recuperación y en la adaptación de los efectos del ACV. El objetivo de la rehabilitacion es que el paciente desarrolle su máximo potencial en todas las áreas.

El logopeda puede ayudar con los problemas para deglutir y comer después de un accidente cerebrovascular. Se pueden necesitar cambios en la dieta, como espesar los líquidos o comer alimentos en puré. Algunas personas necesitarán una sonda de alimentación permanente, llamada sonda de gastrostomía y ayudara en la rehabilitación de la comunicación, el lenguaje, el habla, la voz y la deglución.

¿Cuáles son los beneficios de la logopedia en los pacientes de ictus?

La evidencia es que hay que comenzar la terapia rehabilitadora lo antes posible. El momento idóneo para iniciarla es cuando se ha superado el riesgo vital del paciente, es decir, en la fase subaguda. De esta manera, habrá beneficios para todos. Por un lado el paciente tendrá más posibilidades de recuperarse totalmente, y por otro lado, la duración de la rehabilitación será menor ahorrando costes a la salud pública.

La detención precoz de la disfagia en el accidente cerebrovascular es fundamental se ha demostrado que se consigue mejor y más rápida recuperación.

¿Cómo se interviene con estos pacientes?

1. Consiste en la primera toma de contacto entre el logopeda, el paciente y la familia. En la evaluación se valora: deglución, estado de la musculatura bucofacial, voz y lenguaje compresivo y expresivo, habla, lectura, escritura y comunicación verbal y no verbal.
2. Se realiza una reunión con la familia con el fin de entregar el informe de logopedia y dar una serie de pautas de orientación que faciliten la comunicación con su familiar.
3. La fase de rehabilitación dependerá de la gravedad de la lesión puesto que cada persona tiene un techo límite de recuperación, es muy difícil saber cuándo la persona terminará su proceso de recuperación. Por tanto, éste periodo terminará cuando se alcance dicho techo.

¿Qué deben saber los pacientes y familiares?

El logopeda debe ser un apoyo para la familia a la hora de plantear las expectativas reales de recuperación de su familiar. Trabajando los mismos objetivos, manteniendo una comunicación fluida y valorando las aportaciones que unos a otros podemos ofrecernos trabajaremos todos en una dirección: la rehabilitación y mejora de la calidad de vida de las personas que han sufrido daño cerebral.

Sofia de la Fuente. Logopeda 

Te puede interesar:

- El ictus ha aumentado un 40% en los últimos 15 años

- El ejercicio en la niñez reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares

- Cuidar el corazón: una cuestión de educación

- Cómo cuidar el corazón de los niños

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.