Estudiantes

La filosofía, ¿es cosa solo de adultos?

Hablar de una persona filosóficamente saludable es hablar de alguien que cuando escucha opiniones opuestas a la suya reconoce y aprovecha la oportunidad de construir sobre ellas. Es dueña de su propio pensamiento, es decir, posee lo que piensa porque se ha ocupado de construirlo. Por ello, aprender sobre la filosofía desde muy pequeños, ayuda a los seres humanos a construir de forma sólida todo aquello que formará parte de su ideología y convicciones.
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.