Actualizado 09/12/2021 12:45 CET

Pablo C. Reyna: "Si empleas el humor, ya tienes a muchos lectores en el bolsillo"

Archivo - Entrevista al finalista del Premio Barco de Vapor
Entrevista al finalista del Premio Barco de Vapor - NOELIA OLBLÉS 

Pablo C. Reyna es abogado y escritor de literatura infantil. En el mundo editorial es conocido por su colección MultiCosmos y por haber quedado finalista del premio El Barco de Vapor con La casa de los dragones. Ahora acaba de publicar Las vacaciones de los Reyes Magos, (Duomo Ediciones) su primer libro para los más pequeños, ilustrado por Ignacio Hernández.

Pablo se define como un gran amante de la literatura, y tiene escrito mucho más de lo que ha publicado. Estudió Derecho en Valencia, su ciudad natal, pero se ha dedicado a la literatura desde los 18 años, primero como librero, luego como editor y escritor y después como agente literario y editor, y lleva viviendo en Madrid desde hace doce años.

El primer libro que publicó fue La guía secreta de Harry Potter, en 2009, pero tan pronto se publicó se descatalogó por problemas legales. Pero este éxito fugaz no le desanimó, al contrario le impulsó a seguir con su trayectoria como escritor.

La magia de escribir para los nativos digitales

¿Cómo ve el finalista del premio Barco de Vapor el mundo editorial infantil y juvenil en este momento?
No lo veo muy diferente a hace unos años. Los lectores siguen buscando buenas historias. Los gustos de ilustración cambian, pero siempre contamos con artistas de primer nivel. Quizá esta época esté más determinada por los libros de influencers, pero conviven perfectamente con la literatura tradicional.

¿Cuáles son las ideas innovadoras que deberían ponerse en marcha para fomentar el interés por la lectura en los niños?
Ojalá tuviese ideas innovadoras para cambiar la realidad, pero solo con que se aplicasen algunas ideas "viejunas" ya daríamos un gran paso. Las visitas de autores a los colegios siempre son un dinamizador extraordinario, pero hay muchas escuelas que ni se lo plantean. También reservar un rato semanal para que los niños lean en clase un libro (importantísimo: ¡de su elección!). Son pequeñas acciones que pueden convertir a un niño no lector en un lector voraz.

Artículo relacionado: 
- Libros por edades para niños y niñas: recomendaciones de 0 a 14 años

¿Qué necesita un libro para seducir a un niño como lo hacen las pantallas?
No hay que competir con las pantallas: van a estar siempre. Si conseguimos escribir libros divertidos y emocionantes, los niños no tendrán inconveniente en dejar la tecnología por un rato. A veces hay chavales que se resisten a leer, y es normal, pero con esfuerzo siempre se encuentra una lectura cuyo tema atraiga su atención. Mi colección MultiCosmos va de un mundo tecnológico y tiene elementos de videojuego, pero en papel. Esto me ha permitido acercarme a muchos niños "no lectores". Es solo un ejemplo de los muchos títulos que se publican que pueden gustar hasta al niño más tecnológico.

¿Qué temáticas infantiles son las que más interesan por edades en este momento?
Hay muchos temas, y cambian por completo en cada rango de edad. Sin embargo, el humor suele ser una constante hasta los doce años. A los chavales les encanta reírse. Puedes escribir de monstruos, viajes espaciales o abuelos, pero si empleas el humor, ya tienes a muchos lectores en el bolsillo.

Los temas cíclicos siguen vendiendo. Prueba de ello son los temas navideños como desarrolla en su libro Las vacaciones de los Reyes Magos. A los niños les gustará saber ¿qué hacen en su tiempo de ocio?
Eso es lo que los propios Reyes Magos se preguntan en el cuento, después de trabajar sin parar y que su magia empiece a fallar. ¿Qué se hace cuando no se hace nada? Melchor, Gaspar y Baltasar buscan la respuesta, cada uno por su cuenta, y causarán más de un desastre antes de llegar a una conclusión.

¿Cada uno de los Magos de Oriente tiene sus preferencias cuando están de vacaciones según su personalidad?
¡Por supuesto! Los tres Reyes Magos son muy diferentes entre sí, aunque tendamos a imaginarlos como un bloque uniforme. Melchor está siempre sediento de sabiduría, así que lo que más le puede gustar es un viaje cultural; Baltasar no sabe estarse quiero, y si lo dejas solo cinco minutos, es posible que se ponga a inventar algo loco; Gaspar es el más tranquilo de los tres. A él le gustaría descansar un poquito, pero tiene la peculiaridad de que es un bendito, así que no dudará en romper su descanso si puede ayudar a alguien.

¿Cómo se debe escribir una buena carta a los Reyes Magos y cómo explicárselo a los niños? ¿Qué les cuenta en sus talleres?
Como bien saben los pajes que trabajan en la oficina de correos de la Fábrica-Palacio de Oriente, hay tantas cartas como niños. Lo que siempre ayuda es que la escriban con tiempo (la magia de los Reyes Magos no funciona tan bien con las prisas); si añaden dibujos ¡tanto mejor!; y que, para que no se pierda la carta, pidan ayuda a sus padres para enviarla. Se ruega no pegar mocos en las cartas (¡los Reyes Magos han visto de todo!) y tampoco pedir demasiado para que todos los niños puedan recibir regalos.

¿Cuántos regalos deben pedir los niños a los Reyes Magos en su carta?
Para esto, conviene preguntarse: "¿Lo quiero de verdad?". A veces, algún niño acaba eliminando ese pony volador o la serpiente constrictor de la carta. Ah, ¡y que no falte al menos un cuento entre los regalos! Si hay una lectura entre los demás regalos, los niños apreciarán su valor y no solo lo relacionarán con esa cosa obligatoria del cole.

De la misma manera que se puede transmitir a los niños el gusto por la lectura, ¿crees que se puede transmitir también la magia de escribir?
Los niños son creadores natos. Son los adultos los que pierden esa capacidad, básicamente por falta de práctica. Conviene incentivar las actividades creativas entre los más pequeños, sin presiones, para que cada uno descubra su pasión. A veces tenemos más de una (y es lo más natural). Otras, nuestra pasión no tiene que ver con crear. Pero existen un montón de talleres y cuadernos de escritura creativa para niños, cada vez más. Para ellos puede ser un juego divertidísimo.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar: 

- 10 claves para fomentar la lectura en tus hijos

- Carta a los Reyes Magos: oportunidad de educar

- Niños lectores: ¿existen fórmulas mágicas?

- Dejar que los hijos elijan qué quieren leer mejora sus habilidades de lectura

- 12 consejos para adquirir gusto y hábito por la lectura