Blogs
A FONDO
Aníbal Cuevas

A los abuelos jóvenes

     

Generalmente la idea de juventud va asociada únicamente al factor cronológico. Así, entendemos que son jóvenes aquellos que tienen pocos años y mayores o "viejos" quienes han vivido mucho. Sin embargo, en los últimos tiempos se han incorporado nuevos factores al concepto juventud y así, se habla de "juventud de espíritu" o de "sentimientos jóvenes". No parece ya tan claro que la juventud sólo esté relacionada con la edad.

Lamentablemente existen personas de pocos años que sin embargo tienen nulas o pocas ganas de vivir, o carecen de proyectos e ilusiones; por el contrario también vemos personas mayores cuyo espíritu y ganas de vivir transmiten esperanza y optimismo.

Abuelos jugando con sus nietos
Foto: THINKSTOCK 

Hace unos días un familiar recientemente jubilado, me refería que estaba aprendiendo a disfrutar de las pequeñas cosas cotidianas, y que en ellas encontraba las grandes. Un ejemplo para mí de joven aunque haya rebasado los 60 años.

Experiencia y comprensión

En la definición de abuelo hay un factor fundamental, el nieto. Se trata por tanto de personas que han formado una familia, que han tenido hijos y que estos a su vez han tenido otros. Tienen más o menos años, pero una experiencia de vida familiar considerable. Los abuelos o abuelas jóvenes son aquellos que siguen manteniendo la ilusión por la vida a pesar de haber vivido buena parte de la suya, se despiertan cada mañana pensando en cómo podrán sacar el máximo al día, aunque les duelan los huesos. Llevan la mochila cargada de experiencias y vivencias mejores o peores, pero no dejan que ello condiciona el futuro. Siembran a su alrededor esperanza y buen humor y por ello invitan a ser queridos. Tienen la cabeza y el corazón abiertos a aprender y disfrutar y lo transmiten a su alrededor.

La experiencia vital les lleva a aportar serenidad y una medida más pausada del tiempo, quizás por eso enganchan muy bien con los nietos, están en la misma onda. Aportan algo imprescindible en estos tiempos de zozobra, algo que es el secreto para vivir con paz, la capacidad de distinguir lo importante de lo accesorio y la confianza en la Providencia. Saben priorizar y tener una sólida escala de valores que acompañan con flexibilidad y comprensión.


El abuelo o la abuela joven sabe que no debe entrometerse en los asuntos de sus hijos y nietos, pero tiene la pillería de estar disponible con una sonrisa.


Y ahora que está tan de moda el medio ambiente, son expertos en alimentar un ambiente familiar adecuado para que quienes están a su alrededor crezcan como personas equilibradas y felices. Como el oxigeno en la vida, están presentes aunque no se les vea.

Exprimen sus posibilidades para hacer disfrutar a los nietos ya sea dando un paseo, contando un cuento, cantando una canción, rezando con ellos o simplemente acariciando.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies