Actualizado 22/05/2022 20:39

Detecta el mal comportamiento en tus hijos y ponle remedio rápidamente

Anticiparse al mal comportamiento de los niños es posible para empezar a ponerles remedio
Anticiparse al mal comportamiento de los niños es posible para empezar a ponerles remedio - ISTOCK

La conducta de los niños es uno de los grandes quebraderos de cabeza de los padres, en especial cuando es mala. ¿Cuál es el origen de estos comportamientos, se pueden prevenir? Si se detectan a tiempo, ¿se puede corregir antes de que empeoren? Desde el equipo de Piscología Autoayuda se ofrecen importantes consejos con los que entender y tratar estas situaciones de manera adecuado.

Y es que existe una serie de rasgos específicos. Cuando estas características se identifican, hay que descubrir las causas del mal comportamiento. De esta forma se podrá trabajar y arreglar las conductas que empiezan a desviarse hasta alcanzar. Un acercamiento para entender lo que pasa a los hijos y ayudarles a encontrar el camino adecuado para convertirse en mejor personas.

Causas del mal comportamiento

El primero paso es detectar las causas del mal comportamiento de los niños. Hay dos posibles orígenes en este sentido: necesidades básicas insatisfechas, o causas médicas:

- Necesidades básicas insatisfechas. Hay que tener en cuenta que cada niño tiene una serie de demandas relacionadas con su edad, precisan de actividad física para liberar su energía, hambre, horas de suelo adecuadas.

- Causas médicas. En este sentido el niño enfermo se comporta de mala manera ante la imposibilidad de explicar aquello que le sucede, o de las molestias que les genera la afección que padecen.

Lo que se espera del niño

La infancia es una etapa de aprendizaje. En ocasiones los adultos no pueden acordarse de que todo para los niños es algo nuevo y por ello, las conductas que se esperan de los más pequeños también deben ser explicadas de forma adecuada. Por este motivo algunos comportamientos no son malos por si mismos, sino que se trata de una forma de explorar su entorno hasta encontrar los límites.

En este sentido la previsión es especialmente importante, explicándole lo que se va a encontrar en estos contextos y cómo debe comportarse, respondiendo a todas sus preguntas y evitando malas conductas. Al final, los adultos tienen que entender que son los responsables del comportamiento de los más pequeños. Por ello, comprender la prevención, la explicación y la respuesta a las inquietudes ayudará al comportamiento será el más adecuado.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Los problemas de conducta de los niños

- La conducta de los niños: problemas y trastornos difíciles de gestionar

Las emociones negativas en los niños

¿Cómo afrontar los trastornos de conducta en niños y adolescentes?