Actualizado 19/10/2020 09:07 CET

Maternidad y esperanza de vida, dos conceptos muy relacionados

La maternidd y la esperanza de vida tienen una gran relación según descubre un nuevo estudio.
La maternidd y la esperanza de vida tienen una gran relación según descubre un nuevo estudio. - ISTOCK

La maternidad es uno de los momentos más importantes en la vida de toda mujer. Este evento lo cambia todo, en muchos sentidos. Desde el ritmo en el que se desarrolla su día a día, hasta las actividades que realiza cada jornada. Pero, según un nuevo estudio publicado en la revista Menopause, tener un hijo también tiene mucho que decir en la esperanza de vida.

En concreto, la edad a la que se tiene el último hijo influye mucho en la esperanza de vida de las mujeres. Una relación que tiene que ver con la longitud de los telómeros de los leucocitos, que pueden ofrecer información clave sobre la longevidad de la madre y que indican que el momento en el que se da a luz influye en este hecho y en la salud materna a largo plazo.

Telómeros y maternidad

En general, la longitud de los telómeros leucocitarios de una mujer se vincula con la esperanza de vida proyectada. En concreto, se trata de complejos de ADN-proteína repetidos que protegen a los cromosomas y se han demostrado fundamentales para mantener la estabilidad genómica. También se relaciona con la diversidad de enfermedades crónicas como afecciones cardiovasculares, diabetes tipo 2 y otro tipo de problemas para la salud.

Para esta investigación se analizaron más de 1.200 mujeres cercanas a la menopausia y otras que ya las habían pasado. Entre otros factores a analizar se investigaron los patrones de maternidad y otras decisiones vinculadas a la salud. De esta forma se encontró una relación entre aquellas mujeres que alumbraron a su último hijo a edades más tardías con una mayor longitud en sus telómeros y, por tanto, con una alta esperanza de vida.

Estos hallazgos sugieren una base genética potencial para la relación entre la esperanza de vida reproductiva, la longevidad y un mecanismo subyacente relacionado con el envejecimiento biológico. Se necesitan más estudios para comprender las bases de estas asociaciones.

Mejorar esperanza de vida

Por supuesto, este es solo uno de los muchos factores que influyen en la esperanza de vida. Hay otros temas que pueden decidir la cantidad de años que una persona está en este mundo:

- Evitar la obesidad. El sobrepeso es uno de los factores que más puede influir en la esperanza y calidad de vida. Son muchos los problemas que se generan de esta forma, como por ejemplo el aumento de posibilidades de afecciones cardiacas.

- Practicar ejercicio. Si la obesidad da papeletas para desarrollar enfermedades cardiacas, el ejercicio las rebaja. La práctica de deporte ayuda a eliminar grasas y colesterol, manteniendo a raya diversas afecciones.

- Reír. Vivir con humor influye en el estado de ánimo y ayuda a mantener una mentalidad positiva, permitiendo lidiar con la ansiedad y otro tipo de trastornos como la depresión. Además también ayuda a reducir la presión arterial y a vivir con menos estrés.

Damián Montero

Te puede interesar:

Tipos de madres: ¿con qué mamá te identificas?

10 claves para ser una madre feliz

El síndrome de la mala madre

Los grupos de WhatsApp de madres

Contador