Incompleto y rápido, así es el desayuno de gran parte de las familias

Poco tiempo y escasa atención se dedica al desyauno en casa.
ISTOCK

Empezar el día con energía es algo que a todos gusta. Muchas horas de trabajo hay por delante y no pocas fuerzas se precisan para cumplir con todas las obligaciones, desde acudir al trabajo en el caso de los mayores, hasta deberes, horas de colegio y actividades escolares en el de los más pequeños. Es por este motivo que un buen desayuno se hace imprescindible en cada hogar.

Pero, ¿cumplen las familias con las recomendaciones de los nutricionistas? En la mayoría de los casos no es así, esto es lo que se desprende del informe Estado de situación sobre el desayuno en España, elaborado por el Ministerio de Sanidad en donde se revisa la situación de la comida más importante del día y que es poco tenida en cuenta en según qué situaciones.

Chocolate y bollería, las estrellas

Si es importante el desayuno en el caso de los mayores, en el de los niños, en pleno proceso de desarrollo se hace más que evidente. Sin embargo los datos que ofrece este informe confirman que pocos menores cumplen con las recomendaciones para hacer de esta comida algo sano. Sólo un 2,8% de los participantes de estas edades realizaban una ingesta de calidad.

En el resto de casos, se presentan alimentos que salen del trío recomendado: lácteos, cereales y fruta. Este informe muestra que los chocolates están muy presentes en el desayuno de los más pequeños, al menos en el 75% de los casos. Por su parte, la bollería industrial forma parte de esta comida en el 55% de los encuestados.

Si se atiende a otros grupos alimenticios como el pan blanco, estos están presentes en el 35% de los desayunos infantiles, mientras que los cereales o las barritas compuestos por los mismos aparecen en el 30%. En el caso de las bebidas, la leche entera le gana la partida a la semidesnatada, la primera tiene presencia en el 42% de los casos mientras que la segunda en el 39%.

Además, la duración del desayuno en jóvenes también es menos de la recomendable tal y como demuestra este informe. De media se emplea 11,2 minutos para cumplir con esta comida, 10,8 en jornadas laborables y 12,1 en fines de semana. Lo recomendado por los especialistas es que esta primera ingesta se prolongue durante no menos de un cuarto de hora.

El buen desayuno

En este informe, el Ministerio de Sanidad también da una serie de recomendaciones sobre cómo ha de ser el desayuno. Estos son los que deben ser imprescindibles:

- Lácteos. Los lácteos proporcionan un elevado contenido de nutrientes en relación con su valor calórico. Aportan proteínas de alto valor biológico, grasa, hidratos de carbono, vitaminas liposolubles (en lácteos enteros), fósforo y calcio.
En caso de tomar lácteos desnatados o semidesnatados, es conveniente que estos estén enriquecidos en vitaminas liposolubles.

- Frutas. Desde batidos naturales, hasta zumos o piezas enteras. Su consumo es esencial para conseguir una dieta variada, equilibrada y nutritiva. Existe una amplia variedad, aunque en general se puede decir que las frutas aportan principalmente hidratos de carbono, fibra y vitaminas hidrosolubles.

- Cereales. Este grupo alimenticio aporta principalmente hidratos de carbono complejos, algo de proteína y poca grasa. También son fuente de vitaminas del grupo B y minerales. Los cereales de grano entero, además, presentan fibra insoluble, ayudando a alcanzar los 25g de fibra que se deben consumir diariamente.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Omitir el desayuno, especialmente perjudicial para los diabéticos

- Motivos científicos para desayunar cada mañana

- 10 falsos mitos sobre la alimentación

- El desayuno más sano

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.