Motivos científicos para desayunar cada mañana

Desayuno
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

El desayuno es una de las comidas más importantes del día en la dieta mediterránea y, sin embargo, es el gran olvidado: cada vez más personas, especialmente los adolescentes, no desayunan antes de salir de casa. ¿Eres uno de ellos? Coincidiendo con el Día de la Nutrición, te damos los motivos científivos por los que debes desayunar cada mañana.

"Por ser la primera comida, pone el cuerpo en marcha para el resto del día". Así explica William Cochran, de la Amerian Academy of Pedriatrics, la importancia del desayuno: "es la comida más importante del día" pero alrededor de un 30% de los adolescentes la abandonan por completo en sus mañanas.

¿Por qué no quieren desayunar?

Según explican desde esta organización norteamericana, la mayoría de los adolescentes se acuestan demasiado tarde, en la mayor parte de los casos por estar ocupados con los estudios y los deberes, y a la mañana siguiente les cuesta demasiado despertarse: el resultado es que finalmente se levantan con el tiempo justo para vestirse, lavarse los dientes y salir corriendo al instituto.

De este modo, la falta de desayuno se asocia también a no dormir lo suficiente: conforme los niños se hacen mayores, tienen tendencia a dormir más tarde y, cuando esto sucede, "la mayoría prefieren dormir 15 minutos más a levantarse para comer un plato de cereal", explican estos pediatras, que aseguran que a menudo los adolescentes "se despiertan demasiado cansados o con demasiadas causas nauseas para comer". A lo que se le suma la ansiedad por los exámenes, que hace que muchos pierdan el apetito.

No sólo eso, también se baraja otra hipótesis: hay adolescentes que no desayunan como método para controlar el aumento de peso, algo que, de hecho, es totalmente contraproducente.

Motivos para desayunar cada mañana

Hay más posibilidades de que saltarse el desayuno cause aumento de peso que de que lo prevenga: según explican estos expertos, los adolescentes que desayunan a diario tienen un índice de masa corporal más bajo que aquellos que nunca desayunan o que lo hacen ocasionalmente.

Asimismo, "se sabe que el factor más importante para predecir el exceso alimentario es la insuficiencia alimentaria", señalan los expertos, al tiempo que matizan: "muchos se saltan el desayuno y el almuerzo, pero luego llegan a casa y no paran de comer", lo que al final hace que engorden más y consuman más grasas saturadas.

Por otro lado, el desayuno tiene beneficios en el rendimiento escolar. Según varios estudios, aquellos que desayunan tienen mejor rendimiento: "les va mejor en la escuela y tienen mejor concentración y más energía", aseguran.

En general, aquellos que desayunan "tienen mejor salud integral, lo cual puede atribuirse a los tipos de alimentos que suelen asociarse a la comida de la mañana". Esto es así porque el desayuno es el mejor momento para tomar alimentos menos "fáciles" el resto del día, como fibra en forma de cereales y panes.

El desayuno es, también, el mejor momento para tomar calcio y vitamina D, que fortalecen los huesos, los cuales continúan desarrollándose hasta los 25 años y es muy importante cuidar bien. Los cereales del desayuno, la leche y el yogur son opciones estupendas para la primera comida que aportan estos nutrientes.

Por lo tanto, no queda duda: hay que desayunar, aunque vayamos con prisas. Lo ideal sería tener tiempo para sentarnos tranquilamente y hacer un buen desayuno pero, si es imposible (y sabemos que a veces lo parece), siempre hay buenas opciones que facilitan la tarea, ¡no hay excusas!.

Barritas de cereales, piezas de fruta, yogures o incluso batidos se pueden llevar y tomar en el coche o el autobús de camino al colegio o al instituto. No son la opción ideal, pero desde luego mucho mejor que llegar al colegio sin haber tomado nada.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- 10 falsos mitos sobre la alimentación

- El desayuno más sano

- 10 recomendaciones de la Dieta Mediterránea

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.