Disciplina

Niños inquietos, cómo beneficiarse poniendo límites

Una educación individualizada es la clave para saber aprovechar las virtudes de los niños y poder trabajar en aquellos puntos que más perjudican su día a día. Un ejemplo son los pequeños más inquietos, que presentan un mayor ritmo de actividad pero que también tienen unos niveles de atención menores que el resto. ¿Cómo sacarle rendimiento a estas características?
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.