Planes para el verano: ideas para no pasar tiempo en casa

Planes para el verano: granja escuela
ISTOCK

Al llegar las vacaciones escolares, los niños pasan mucho tiempo en casa, por lo que es normal que acaben aburridos y puedan llegar a pasarse el día viendo la televisión, jugando a videojuegos o navegando con su tablet. Por si fuera poco, muchos padres tienen que trabajar durante un mes del verano, por lo que no pueden atender a sus hijos a lo largo de ese tiempo. Por este motivo, es bueno que vayamos pensando en planes que pueden mantenerles entretenidos y con los que además podrán aprender mucho.

Para muchos padres, el cierre en verano de guarderías y colegios supone un quebradero de cabeza, ya que ellos tienen que trabajar hasta que les den las vacaciones y los niños disponen de mucho tiempo libre en casa, por lo que se aburren y necesitan nuevos estímulos. Estos han de ser diferentes de los académicos, ya que el verano es una época radicalmente distinta y necesita nuevos planes.

Por estos motivos, es recomendable que pensemos de antemano en el tiempo libre que tendrán nuestros hijos y de qué modo podremos afrontarlo. Existen numerosos planes en familia, y si nuestro horario de trabajo nos impide dedicar a los niños todo el tiempo necesario, los cursillos, las ludotecas o granjas escuela pueden sernos de gran ayuda para que no pasen el tiempo en casa.

Aprender a nadar

No hay duda de que estamos en la estación ideal para que nuestros hijos aprendan a nadar. Podemos apuntarles a cursos de natación que se dan en piscinas municipales o privadas para niños pequeños. Hoy, aprender a nadar se ha convertido en una prioridad, ya que el ser humano no nada instintivamente. Además, la natación no sólo será una actividad entretenida para nuestro hijo, sino que también supondrá un bien de cara a su seguridad.

El principal obstáculo es el miedo al agua, pero poco a poco el niño aprenderá a moverse y a mantenerse a flote, por lo que ganará seguridad en sí mismo. Sin embargo, los padres tenemos que tener en cuenta que los cursillos de natación no le otorgarán al niño una total autonomía en el agua, por lo que tendremos que permanecer vigilantes y estar cerca de ellos cuando vayamos todos juntos a la piscina.

Granjas escuela

Granja escuela para niños

La granja escuela es un lugar que para muchos niños resulta inolvidable tras su paso por una de ellas. Allí, a la vez que viven nuevas experiencias, se relacionarán con otros niños y niñas, además de otras numerosas ventajas educativas: contacto con la naturaleza y con el medio rural, fomento de su autonomía, responsabilidad...

A los niños, las actividades y el contacto con animales y plantas les fascinan. Las granjas desarrollan dos tipos de áreas, una educativa y otra de ocio. En la primera se lleva a cabo un programa por edades y por bloques temáticos, que ponen en contacto a los niños y a las niñas con el medio rural y natural. Se enseña al niño lo que es una granja, un producto de la tierra, un animal doméstico... y su relación con la vida cotidiana.

Así, los pequeños trabajan en el huerto y descubren las hortalizas y verduras que en él se obtienen. Juegan con los animales en sus propios establos: vacas, caballos, ovejas, cerdos, conejos, gallinas, palomas, patos, pavos, cervatillos, etc. También observan el medio natural a través del suelo y la geología, el clima y el agua, la vegetación y la fauna.

Otras actividades más de ocio se suelen realizar en estancias más largas, cuando los niños se quedan a dormir varios días en la granja escuela: talleres de reciclaje, de expresión, de cerámica, de construcción, de transformación de alimentos, de lana... Se intenta que estos talleres motiven a los niños para que luego, cuando vuelvan a casa, cojan un poco de arcilla y se pongan a modelar o que construyan sus propios juguetes. Se intenta transmitir una visión muy ecológica de los alimentos naturales y de cómo respetarlos. Se hacen bizcochos, mermeladas, queso y papel reciclado, entre otras cosas.

Consejos para hacer planes de verano con los niños

- El verano es un buen momento para potenciar el talento de nuestros hijos o para que puedan realizar actividades que no han tenido la oportunidad de practicar durante el resto del año: música, pintura, deportes, etc. Podemos apuntarles a cursillos que se ocupen de su aprendizaje y desarrollo.

- Es el momento adecuado para que los niños se entretengan con sus amigos invitándolos a casa, así evitaremos que se aburran. Podemos prepararles una pequeña merienda y dejar que pasen toda la tarde jugando.

- Aprovecha el buen tiempo para sacar a tus hijos al aire libre, ya sea al campo o a algún parque.

- Cuando les lleves a un parque o al campo, podemos animarles a jugar a diferentes juegos de actividad física, como el pilla-pilla, el escondite, polis y cacos, etc. Juegos que en casa no podrían llevar a cabo por falta de espacio.

Aunque lo estemos deseando, debemos procurar no acudir a los lugares en los que se están desarrollando las actividades a las que hemos apuntado a nuestros hijos, salvo si hay un día de visita programado. Los niños deben crecer en autonomía y por eso superar las situaciones sin la presencia de los padres es más positivo para su desarrollo. Cuando descubren que pueden valerse solos, ganan seguridad en sí mismos.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

Vacaciones con un niño TDAH

Planes en familia con hijos pequeños

- Cómo organizar planes familiares

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.