Al menos 10 millones de españoles padecen un trastorno del sueño

Gran parte de los españoles a día de hoy tienen trastornos del sueño
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Llega la noche y la cama se antoja como un oasis en mitad del desierto. Un día duro, cansancio por jugar demasiado o por trabajar, todo se resuelve reposando sobre el colchón, cerrando los ojos y dejándose guiar por el sueño. Sin embargo, no siempre ocurre que quien se acuesta descansa y pasan las horas sin dormir bien. Muchos son los trastornos que pueden alterar esta rutina.

De hecho se calcula que en España aproximadamente 10 millones de personas padecen algún tipo de trastorno del sueño. Así lo indica la Unidad de Neurofisiología y Trastornos del Sueño de Vithas Internacional, que advierte del riesgo que tienen muchos individuos cada día a la hora de irse a la cama.

No todos son crónicos

Los especialistas de este centro advierten que no todos los que tienen un trastorno del sueño lo padecen por igual. Hay quienes lo tienen de forma crónica y por tanto casi siempre descansan mal, y los hay que deben enfrentarse de forma puntual a estos problemas. Por suerte, la mayoría de estos casos pueden tratarse de manera que desaparezcan pronto.

Según los especialistas de esta unidad, sólo el 4% está realmente en riesgo por culpa de sus trastornos. Es este porcentaje el sufre problemas crónicos de sueño, mientras que el 30% restante no necesita ayuda urgente. ¿Cuáles son los motivos más comunes que hacen que un individuo termine en este tipo de situaciones? La vida diaria y su ritmo habitual.

Entre los más comunes que afectan a la calidad del sueño de las personas, el insomnio es la que más suele aparecer. Este trastorno del descanso suele considerarse como crónico cuando va más allá de los 3 meses de aparición. Sin embargo, aunque no sea tan persistente, los especialistas recomiendan tener cuidado en estos casos porque las dificultades al dormir afectan en la vida diaria: posibilidad de accidentes de tráfico en adultos y un menor rendimiento escolar en los más pequeños son solo dos de las posibles consecuencias a las que se debe enfrentar una persona en esta situación.

Tratamiento del insomnio

Una vez que se ha diagnosticado que la persona presenta cualquier problema para dormir asiduamente es importante acudir el especialista establezca un tratamiento adecuado. Para ello es recomendable elaborar un diario de sueño que recoja todos los hábitos del paciente a la hora de ir a la cama y otras acciones que realice a lo largo del día y que puedan dificultar el dormir.

- Medidas de higiene del sueño. Se trata de fomentar hábitos saludables como seguir un establecer rutinas tanto de día como de noche, evitar acciones que despierten el nivel de alerta en los niños como juegos intensos antes de irse a dormir y evitar videojuegos y uso de móviles momentos antes de ir a la cama. Hay que cuidar el ambiente para dormir y asegurar que no haya ruido y controlar la luz sin luz, con una temperatura agradable. Las comidas pesadas, bebidas estimulantes y siestas largas están totalmente prohibidas.

- Intervenciones psicológicas. Actúan sobre la conducta y sirven para reducir la resistencia a la hora de acostarse y los despertares nocturnos. Las técnicas que se recomendadas varían según la edad del niño.

- Fármacos. Su uso se recomienda únicamente en aquellos casos en los que las demás técnicas no han dado resultado. Siempre ha de media la prescripción de un médico y el seguimiento del tratamiento por el mismo por si hubiera que suspender o hacer cualquier cambio en esta medicación.

Damián Montero

Te puede interesar:

Problemas de insomnio en los niños

La importancia del sueño infantil

El sueño del bebé

Los bebés no deben dormir con luz

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.