Cómo vestir al bebé en verano

Bebé en verano
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Llega el verano y, con él, las muy altas temperaturas. Al igual que la alimentación no es la misma durante la época estival, hay que tener mucho cuidado con el calor y los bebés, lo que puede hacer que nos surja una pregunta importante: ¿cómo vestimos al bebé de apenas unos meses cuando las temperaturas son tan altas?

A la hora de vestir al bebé para el verano, debes tener en cuenta que la sensación de calor corporal que puedas tener tú como adulto no es la misma que la que tiene el bebé, pues su piel es muy finita y su sistema de regulación de la temperatura corporal aún no está desarrollado del todo. Esto hace que los bebés no puedan aislar su organismo de la temperatura exterior como lo hacemos los adultos. Sin embargo, tampoco podemos taparles demasiado porque no es bueno que suden en exceso: su piel se puede irritar. Por todo ello, hay que preparar al bebé para el verano.

Cómo saber si tiene frío o calor

Tocar las manitas y pies de los bebés no es un buen indicativo para saber si nuestro pequeño tiene frío o calor. Por el contrario, lo mejor es tocarle el cuello y la parte del tórax: si está sudando comprobarás que tiene calor, y deberás quitarle ropa, darle líquidos y refrescarle la piel. Este calor, además, puede hacer que el bebé se ponga más lloroso.

La ropa para el bebé en verano

En plena época estival, la verdad es que lo mejor es que los bebés vayan sólo con el pañal en los momentos de más calor del día. Ahora bien, el resto del tiempo es bueno que lleven algo de ropa  en el tórax que, eso sí, sea de lino o algodón, pues resulta más fresca y agradable al tacto con la piel. También es aconsejable que sea ligera y holgada, para que no agobie al bebé.

¿Y con los pies? Los expertos recomiendan que las piernas estén descubiertas, aunque es bueno poner calcetines suaves y de algodón para que los pies no se enfríen demasiado, no sólo si tocan el suelo, sino también si están en el carro.

Cuidados del bebé en verano

Además de esto, recuerda que la hidratación de los bebés es esencial en cualquier época del año, pero mucho más en verano. Como te explicamos en este artículo sobre el calor y los bebés, mantén la casa a la mejor temperatura posible y prepara baños refrescantes para tu bebé en las horas de más calor.

Para las noches los cuidados varían: hay lugares donde las temperaturas bajan mucho más que en otros, y esta peculiaridad deberás tenerla en cuenta. Por lo general, pon a tu bebé un pijamita de verano y controla que no pierda calor corporal por los pies.

Consejos clave para el verano

-Ten especial cuidado con los cambios bruscos de temperatura por aires acondicionados. Por ello, es bueno llevar siempre (sí, incluso en pleno julio y agosto) alguna prenda extra para momentos así.

- Procura que la ropa de los bebés sea de tejidos naturales como el algodón y el lino: pantalones cortos, vestidos fresquitos y camisetas de algodón de colores claros, ligeros y amplios, la mejor ropa para esta fecha.

- Evita bodis o camisetas interiores, que al ir ajustadas al cuerpo dan más calor

-Presta especial cuidado a proteger la piel y la cabeza del niño del sol para evitar insolaciones, quemaduras y golpes de calor. Lleva siempre gorritos o gorras.

- Elige un calzado adecuado: abierto y de piel o loneta, pues ayudan contra el sudor y los hongos.

-Cuida la hidratación

-No salgas en las horas de más calor

-Ventila la casa por la noche, y ten las persianas bajadas durante el día

-No abuses del aire acondicionado

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Prepara a tu bebé para el verano

- Claves para proteger a los bebés de los golpes de calor

- La alimentación del bebé en verano

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.