Actualizado 27/06/2022 12:15

Gafas de sol, ¿qué filtros y colores de las lentes son mejores?

4 Detalles Que Protegen Tus Ojos Al Comprar Unas Gafas De Sol
4 detalles a tener en cuenta de las gafas de sol para proteger tus ojos - ISTOCK

Elegir unas gafas de sol que no cumplan con unos requisitos mínimos que garanticen una correcta salud visual puede acarrear ciertas lesiones oculares. En la elección no solo importa la montura, lo realmente importante son los filtros y los colores de las lentes de las gafas de sol, ya que son la protección adecuada que necesitan los ojos en los meses de verano, la época de mayor radiación solar.

Proteger los ojos del sol escogiendo las gafas adecuadas que cumplan con la normativa vigente es fundamental a prevenir problemas oculares, como la sequedad o la queratitis solar. "El ojo, junto con la piel, es el órgano que más se puede dañar por una exposición prolongada a los rayos ultravioleta sin protección. Por eso, las gafas de sol son el aliado perfecto para prevenir problemas oculares durante todo el año", afirma el doctor Fernando Llovet, oftalmólogo cofundador de Clínica Baviera.

También es imprescindible que las gafas estén marcadas con un 'CE' de conformidad europea, donde además aparezcan identificados tanto el fabricante o el distribuidor, como la referencia del modelo de la gafa.

4 detalles a tener en cuenta para elegir unas adecuadas gafas de sol 

1. Elegir el filtro solar según la cantidad de absorción lumínica

Los filtros (que van desde el 0 hasta el 4) indican la cantidad de absorción lumínica visible, no de absorción de radiación, y debe quedar identificado en el número en la patilla. Es importante no caer en el error de que una lente muy oscura protege de la radiación UV ya que es el material el que debe absorber o repeler la radiación, no el color que lleva incorporado la lente: 

- Los filtros con categoría 0 absorben hasta el 19%: son lentes claras indicadas para la conducción y en interiores, de noche y en exteriores, con cielos cubiertos.

- La categoría 1 es idónea en zonas de luminosidad leve como los espacios urbanos ya que absorben entre el 20% y el 56% de luz.

- La categoría 2 y 3 son las más comunes. La 2 se caracteriza por lentes medianamente coloreadas, con una absorción entre el 57 y el 81%. La 3 absorbe entre el 82 y el 92% de la luz por lo que es idónea para ir a la playa, a la montaña o para estar en ambientes soleados.

- La categoría 4, con una lente muy oscura, absorbe entre el 92 y el 98% de la luz por lo que son adecuadas para condiciones de sol extremo como la alta montaña o los deportes acuáticos, no siendo aptas para la conducción de noche ni de día.

Además, los filtros deben filtrar o eliminar la radiación UV nociva por debajo de los 400nm. El fabricante suele indicar que las gafas cumplen con esta condición. 

2. Escoger un color adecuado de las lentes

Los colores de filtros de protección solar más utilizados son el marrón, el verde y el gris, en este sentido es importante dejarse asesorar por el personal especializado para elegir la lente más indicada para cada persona.

También existen otras características adicionales muy interesantes como son los cristales polarizados o espejados. Por ejemplo, las lentes de sol polarizadas están recomendadas para cierto tipo de actividades al aire libre como conducir, pescar, deportes acuáticos y de nieve, aunque también nos benefician en otras muchas situaciones.

Mientras que las espejadas son ideales para practicar deportes náuticos y en ambientes deslumbrantes, ya que cuentan con un revestimiento en su superficie que les permite reflejar parte de la luz, impidiendo que esta llegue al ojo.

3. Al comprar unas gafas de sol, fíjate en:

- Que las gafas no estén dañadas: es importante que tanto la montura como las lentes o filtros estén en buenas condiciones. La montura debe tener una estabilidad frente a condiciones adversas, mientras que las lentes no deben tener arañazos, fisuras o deformidades. Por otro lado, es fundamental que tengan una resistencia mínima frente a roturas o impactos. 

- Que incluyan un manual de uso: además de incluir el nombre y dirección del fabricante y la referencia, incluirán las características de uso, las advertencias sobre los riesgos y restricciones, las normas de limpieza y mantenimiento, información sobre el grado de protección a la luz y la radiación UV.

4. Gafas de sol: otros aspectos para tener en cuenta

Las gafas de sol deben adquirirse en establecimientos que estén certificados y cumplan con las garantías que permitan ofrecer unas gafas con unos estándares de calidad.

Así mismo, se debe tener en cuenta que tienen un tiempo de uso y que con el paso de los años pueden perder sus propiedades, por lo que hay que prestar atención a su mantenimiento y a su la fecha de caducidad.

También hay que tener en cuenta que los niños deben proteger sus ojos del sol, ya que la incidencia de la radiación solar es la misma para ellos. Por eso, lo recomendable, es que la montura de las gafas de sol infantiles sea de plástico para que tengan menos peso, resistencia y durabilidad y que los cristales sean orgánicos o de policarbonato, que son muy resistentes y ligeros.

Los oftalmólogos recuerdan la importancia de contar con la asesoría de los profesionales adecuados, como son los optometristas, a la hora de escoger las gafas de sol indicadas a las necesidades de cada uno.

Marina Berrio
Asesoramiento: doctor Fernando Llovet, oftalmólogo cofundador de Clínica Baviera

Te puede interesar:

- Gafas de sol para niños: 5 motivos por los que no son sólo una moda

- 7 cuidados oculares imprescindibles en verano

- 10 consejos para prevenir problemas oculares

Más información