Potitos industriales o potitos caseros

Foto:
Foto: HACER FAMILIA Ampliar foto

A partir de los 6 meses es necesario el cambio de alimentación de los bebes de la lactancia a la comida sólida, pues así lo exigen sus necesidades nutricionales. Estos primeros alimentos sólidos son las papillas, los purés o los potitos, industriales o caseros. Pero, ¿son saludables los potitos industriales para los bebés?

El organismo del bebé debe ir acostumbrándose progresivamente a este cambio en su dieta, por lo que es importante estar pendiente a posibles intolerancias que puedan ocasionar estos alimentos. Por lo general, la recepción de las papillas y de los potitos por parte de los bebés es buena y saludable.

¿Son mejores los potitos caseros que los industriales?

Muchas madres se cuestionan ante el cambio de dieta de sus hijos si es saludable dar potitos industriales por si contiene un valor nutricional diferente al de los potitos caseros.

Un estudio realizado por el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe) en colaboración con la Universidad de Murcia ha analizado las posibles diferencias entre potitos industriales y potitos caseros y ha concluido en que no existen divergencias importantes entre ambos productos. Del análisis de los componentes de los potitos industriales se ha extraído lo siguiente:

1.  En cuanto a las diferencias proteicas detectadas, el informe sostiene que dependen de la variedad cárnica empleada o a la cantidad añadida a la fórmula.

2.  En sodio, los investigadores afirman que depende de la cantidad de sal añadida a la fórmula, por lo que en el caso de los purés caseros se corre el riesgo de sobrepasar la cantidad de sodio recomendada por los nutricionistas pues esta se añade “a ojo”.

3.  Respecto a las grasas, las cantidades encontradas en los potitos industriales y en los caseros son muy similares, aunque algunas marcas las refuerzan incorporando aceites de semillas.

Ventajas de los potitos industriales para el bebé

Los potitos industriales aumentan el tiempo libre de las madres que trabajan fuera de casa y que no tienen tiempo suficiente para preparar purés caseros. Además son fáciles de preparar y no hay que limpiar nada después. Son fáciles de llevar en cualquier bolso o mochila y no requieren de ninguna preparación previa.

Ofrecen una seguridad bacteriológica total ya que no contiene ni aditivos ni pesticidas. Las directrices de control en la producción industrial son muchos más estrictas que en otros productos alimenticios, además de que contiene los valores nutricionales que son necesarios.

Su textura y sabor hacen que el bebé se adapte fácilmente al abandono de la lactancia. Además, sus ingredientes y su composición se realizan atendiendo a la edad del bebe y a los alimentos necesarios para cada etapa.

Otros consejos de alimentación para tu bebé

Una vez estudiados los potitos industriales y los caseros, podemos concluir con otros consejos respecto a la alimentacion de los bebés:

- Es aconsejable elegir los potitos cuya composición e ingredientes sean los más parecidos posibles a los que se emplean para una papilla casera.
- A la hora de comprar los potitos es muy importante tener en cuenta la fecha de caducidad.
- Pueden conservarse a temperatura ambiente o en el armario.
- No debes añadir más sal, pues el potito preparado ya contiene la cantidad necesaria.
- Es posible mezclar los potitos con productos frescos. 

Ana Vázquez Recio

Te puede interesar:

- Consejos para comprar el mejor potito industrial a tu bebé

- La alimentación complementaria del bebé

- La introducción de alimentos en el bebé

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.