Diversión con frío, actividades que disfrutar con el niño a pesar de las temperaturas

El frío y el invierno pueden ser muy divertidos.
ISTOCK

Llegó el frío, bañadores y mangas cortas ya quedan en un rincón del hogar junto a otras prendas veraniegas. Ahora toca hacerse a la idea de que llegó el frío, una bajada de temperaturas que llega acompañada de tiempo inestable, que hace que muchos planes puedan verse alterados. Sin embargo, el descenso del mercurio no es ninguna excusa para no divertirse.

Toda la familia tiene grandes opciones de ocio para dedicarse a ellas y reír en grupo. Que el frío no impida que tú y los tuyos os lo paséis en grande. Si se sabe buscar, se terminará por encontrar una actividad que guste a todos y que haga que la diversión llegue a casa.

Actividades para días de frío

Sólo hay que imaginar un poco y se terminará por encontrar alguna actividad con la que disfrutar en los días de frío. Estas son algunas que planteamos para que las bajas temperaturas no os hagan pasar por un estado de aburrimiento:

Cocina. Una gran respuesta para los días de frío, si fuera las temperaturas descienden, en casa los fogones asegurarán calor y diversión. Un postre, un plato principal o unas galletas para el desayuno o merienda. Elegid el plato y manos a la obra.

Jornada en la nieve. Un buen plan para el fin de semana es acudir junto a los niños a una zona nevada. Sin olvidarse del equipamiento adecuado para evitar frío, desde un muñeco de nieve hasta un paseo en este ambiente asegurará una jornada de diversión en familia.

Comenzar una manualidad. Hay miles de opciones para trabajar en casa y desarrollar la motricidad fina mientras se saca adelante un artículo que puede ser de utilidad: una cartera, un marcapáginas o un llavero. Hay muchas opciones que se pueden tener en mente de cara a los días en los que más descienda el termómetro.

Recoger la casa. Sí, los días de frío, y en especial los de mal tiempo, se pueden dedicar a poner a punto el hogar. Hacer una limpieza a fondo, repartiendo los papeles, y culminando la jornada con una comida que recompense todo el esfuerzo para la familia.

Visitar belenes. El frío también anuncia la llegada de la Navidad, época en la que numerosas opciones se abren ante nosotros. Un ejemplo son los belenes que se montan en iglesias y otros centros para visitas. Un día de ruta para verlos es un genial plan para hacer en familia.

Patinaje sobre hielo. Durante la campaña invernal numerosos comercios y centros de ocio instalan pistas de patinaje sobre hielo. Acudir con la familia y aprender estas técnicas son una opción que asegura risas y buenos momentos entre todos.

Planes culturales. El frío en la calle es la perfecta excusa para buscar refugio en lugares que fomenten la cultura: teatros, museos, salas de exposiciones, siempre hay algo interesante por ver en la ciudad y que ayudarán a evitar las bajas temperaturas.

Damián Montero

Te puede interesar:

Cómo abrigar al bebé en invierno

Pasar tiempo en el suelo: beneficios para los bebés

Encargos: claves para asignar tareas a los niños

Aprender a portarse bien: trucos prácticos para situaciones comunes

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.