Actualizado 18/02/2020 11:35:16 +00:00 CET

Receta para dejar de fumar

Dejar de fumar
THINKSTOCK

¡Deja de fumar! Sí, es fácil decirlo y difícil conseguirlo. Hay muchos motivos para dejar de fumar: desde el coste económico hasta la salud propia y ajena, especialmente de los niños de la casa. Por todo ello, compartimos esta receta para dejar de fumar porque requiere esfuerzo y mucha fuerza de voluntad por parte de quien deja de fumar, pero también mucho apoyo de quienes están a su lado, especialmente su familia.

Y, como lo sabemos, si quieres dejar de fumar armate de fuerza de voluntad y apoyate en estos buenos consejos. Así, por ejemplo, evitarás que tus hijos sean fumadores. Estos son los pasos que hay que seguir.

Cómo dejar de fumar: la receta para dejarlo

A) Antes de dejar de fumar

- Es bueno comunicar la decisión y la fecha elegida para dejar de fumar a la familia, los amigos y los compañeros del trabajo
- Para estar bien concienciado sobre el verdadero deseo de dejar de fumar,  reflexiona y escribe en un papel los motivos por los que fumas y las razones por las que quieres dejar de hacerlo
- Durante unos días, registra todos los cigarrillos que fumas y en qué circunstancias, pensando en maneras de afrontar esos momentos sin el tabaco
- Pon en práctica ejercicios de desautorización de la conducta de fumar: por ejemplo, comienza no fumando siempre que te apetezca ni en los lugares o situaciones donde lo haces siempre.
- Dificulta el fumar: haz que sea un poco más difícil fumar: ve sin tabaco ni mechero a la calle, no aceptes que nadie te los preste, etc.
Haz ejercicio
- Practica técnicas de relajación
- Calcula el dinero que gastas en tabaco y piensa que eso te lo ahorrarás: será un incentivo extra

B) El día elegido para dejar de fumar

- La noche anterior de la fecha elegida, tira todos los cigarrillos que te queden en casa. Evitarás la tentación de volver a ellos
Esconde los ceniceros y mecheros: haz como si en tu casa nunca hubieran existido
Mejora tu estilo de vida: retoma algún deporte o actividad física
- Recuérdatelo cada día: "no voy a fumar"
- Repasa los motivos por los que has decidido dejar de fumar y sé firme
- Puedes masticar chicles sin azúcar o tener objetos en las manos para combatir los nervios
Cuida tu alimentación, comiendo cinco veces al día pero evita llenar demasiado el estómago
- Evita durante los primeros días la ingesta de café y alcohol. Cámbialos por zumos naturales, verduras, frutas y pan integral, y evita el picoteo, especialmente de frutos secos y dulces

C) Después de dejar de fumar

- Verbaliza los beneficios obtenidos hasta el momento

Cuando tengas un deseo muy fuerte de fumar:
- piensa en otra cosa
- recuerda los motivos por los que quieres dejar de hacerlo
-r espira profundamente tres veces seguidas
- toma algo bajo en calorías
- bebe uno o dos vasos de agua

En cuanto a la alimentación y el estilo de vida
- Toma infusiones relajantes y evita el café y bebidas con cafeína
- Sigue una dieta rica en fibra
- Bebe mucha agua
Evita bebidas con alcohol
- Si notas insomnio, aumenta las horas de sueño y descanso
- Evita tomar azúcares refinados (de pastelería) y alimentos con muchas calorías
- Haz ejercicio
- Procura relacionarte con familiares que no fuman

También existen tratamientos farmacológicos de ayuda, y puedes acudir a tu médico para que te paute el tratamiento. Lo más importante: convencimiento y fuerza de voluntad. No será fácil, pero podrás hacerlo.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- El peligro de fumar en el coche con niños

- De padres fumadores, hijos fumadores

- Cómo prevenir el tabaquismo en menores