Papá y mamá, los mejores juguetes del bebé

 

Bebés

Papá y mamá, los mejores juguetes del bebé

Los padres somos los mejores juguetes del bebé
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

El juguete que más apasiona a los bebés son sus propios papás. Veros, sentiros, tocaros, oleros, oíros... es lo que más le gusta e ilusiona a vuestro bebé y, no sólo eso, también es lo que más estimula su inteligencia. De vuestra imaginación depende la creación de un ambiente lúdico que desarrolle, mediante distintos juegos, los sentidos de tu bebé y contribuya, al mismo tiempo, a la interacción de sus conexiones neuronales.

¿A qué debemos jugar los padres con los bebés?

Busca la sonrisa de tu bebé y juega con él a lo que más le divierta. Papá y mamá son los mejores juguetes del bebé y, por este motivo, las actividades compartidas encabezan la lista de los mejores juegos porque invitan al bebé a ofrecer respuestas. Para conseguirlo, los bebés deben esforzarse por mantener la atención, guardar su turno, elaborar planes de acción... y más adelante se pueden ir cambiando por todos los juegos en los que el niño pueda ver su propio progreso, ya que a partir de su tercer cumpleaños, a todos los niños les gusta que sus papás vean lo que hacen o "lo bien que lo hacen". 

Y es que el tiempo que dedicamos a los hijos, sobre todo, durante sus primeros 3 años de vida, beneficia el desarrollo del cerebro del niño. Los juegos son la mejor herramienta que tenemos los padres para pasar tiempo de calidad con los hijos, y en la primera etapa, son la mejore herramienta para comunicarnos con nuestro bebé.

Gracias a los juegos, podrás educar a tu hijo ¡sin aburrirle!, enseñarle cosas nuevas, transmitirle muchas lecciones magistrales, aprender los mecanismos de las relaciones sociales... El juego consigue, en esencia, captar la atención del bebé y crea un clima idóneo para disfrutar y pasarlo bien.

Pautas para jugar con tu bebé

1.   Estímulos adecuados. Son los que están adaptados a su edad. El bebé recién nacido empieza a tomar contacto con el ambiente que le rodea a través de la vista y el oído. Más adelante, podrás ofrecerle juguetes para que los coja, cuando haya descubierto sus manos.

2.   Mejor calidad que cantidad. Evita rodear a tu bebé de demasiados juguetes. Elige sus juguetes con criterio. Mejor ofrecérselos de uno en uno en uno para captar su atención y no despistarle. 

3.   Todo a la boca. Los bebés reconocen los objetos por su sabor y textura, de ahí su afición por llevárselo todo a la boca. Ten en cuenta este aspecto cuando tenga algo en sus manos.

4.   Comunicación a tope. Háblale siempre, la comunicación es el mejor juego para el bebé. Tus palabras a la hora de decirle a qué vais a jugar, cómo lo vas a hacer... son lo más valioso. Así aprenderá los colores, las formas, las texturas... 

5.   Imítame. Sus padres y, en general, todos los miembros de su familia, seréis sus modelos. Por imitación, tu bebé aprenderá muchas cosas y tú puedes convertir la imitación en un juego muy divertido. 

6.   ¡Más, más y otra vez! Aunque pueda parecer agotador, los bebés nunca se cansan de la misma mueca, del mismo cuento o del mismo chiste. Aprovecha esta oportunidad para reír sin descanso.

7.   Elementos nuevos. Las variaciones deben introducirse forma lenta y paulatina para evitar agobiar al bebé. 

8.   Aplaude su éxito. Favorece su autoestima. Felicítale siempre que lo haga bien y anímale a hacerlo otra vez. 

9.   Una actividad para cada ocasión. El momento es importante para encontrar al bebé receptivo a los juegos. La mañana para los más movidos, la tarde para los más tranquilos... o según sus gustos, tú le conoces mejor que nadie.  

Marisol Nuevo

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies