5 consejos para leer en voz alta con tus hijos

Trucos para leer en voz alta a los niños
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto
correo

Varios estudios han demostrado que leer en voz alta es la mejor manera de dar a un niño las herramientas que necesitará para ser un buen lector, oyente y estudiante. Leer juntos es también un momento especial para ti y para fortalecer el vínculo entre padre/madre e hijo. Déjale que se acurruque a tu lado mientras compartís los cuentos, reíros de la historia, de los personajes, vividla.

Con los libros, el niño puede aprender muchas cosas como los conceptos, el comportamiento ante un libro (respetarlo, compartirlo, etc.), o las expresiones, a través de personajes con distintas personalidades. También aprenden comprensión lectora, es decir, aprenden a comprender los sentimientos, pues los protagonistas ríen, lloran, sufren, se lo pasan bien... Por otro lado, es bueno buscar colecciones de libros que trasmitan valores.

5 consejos para leer en voz alta con tu hijo

- Lee despacio, con expresiones. Intenta usar diversas voces para los distintos personajes.

- Sigue las palabras con el dedo cuando leas. Tu hijo verá que las palabras se leen de izquierda a derecha y podrá empezar a identificar algunas letras escritas.

- Señala los dibujos y di los nombres de los objetos y colores. Deja que tu hijo repita los nombres.

- Habla con tu hijo sobre el libro mientras lees. Anímale a que describa los dibujos, repita frases usadas en la historia y que piense en lo que puede suceder.

- ¡Acuérdate de divertiros juntos! Cuanto más divertido y contento esté el niño cuando le leas en voz alta, más le gustarán los libros y más le gustará que le lean.

Consejos para fomentar el interés por la lectura en los niños

- Al salir de paseo o al ir a la compra, puedes jugar con los letreros y anuncios. Aprovecha aquellos que sepas que él identificará o sabrá leer. Felicítale cuando lo acierte o cuando encuentre palabras que tú le digas.

- Si en algún momento observas que le cuesta, puedes leerle una página tú y otra él. Aprovecha y refuerza las entonaciones para que se vaya acostumbrando a éstas y tenga una buena comprensión lectora.

- A los 6 años, el niño ya está en edad de leer, por lo que hay que continuar motivándolo con los temas que más le gusten. Por ejemplo, un libro que hable de su animal favorito, o de los grandes inventos de la ciencia. Lo importante es que coja el gusto para la lectura, que encuentre interesante pasar un rato con los libros.

- Si eres más bien una persona nerviosa, no te impacientes con tu hijo si ves que le cuesta un poco más adquirir gusto y hábito por la lectura. Si él nota que te altera, se bloqueará y no conseguirá leer ni una línea. Es mejor dejarlo para otro momento.

- Empezar por libros que contengan mucha imagen y poco texto. Es beneficioso si tienes niños de 1 y 6 años. Por ejemplo, los libros de adivinanzas, los diccionarios ilustrados infantiles, enciclopedias para niños, los libros de cómics. En definitiva, cuentos destinados a estas edades que prácticamente no tienen texto y muchas ilustraciones.

Ana Aznar
Asesora: Sílvia Gallostra. Psicopedagoga de Essential Minds.

Más informaición:

- Cómo hacer hijos lectores. Carmen lomas Pastor. Ed. Palabra.

Te puede interesar:

- Trucos para enseñar a leer

- Aprender a leer, ejercicios para niños

- Requisitos para que los niños aprendan a leer

- El dibujo infantil, una herramienta de comunicación familiar

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies