Más que abuelos

 

Educación

Más que abuelos

Los abuelos deben ser el nexo de unión familiar que fortalezca lazos entre generaciones. Para conseguirlo, tenemos la receta: mucho amor y tolerancia. Así, ellos mismos se sentirán más que abuelos, serán la pieza angular de la familia. La consideración y el cariño hacia los abuelos es fiel reflejo de lo que los nietos ven que hacen sus padres.

Para fortalecer los lazos entre abuelos, hijos y nietos debemos trabajar en dos sentidos: los nietos, por una parte, deben ser conscientes de lo que representa ser una persona mayor, es decir, sus necesidades, cómo sienten o qué situaciones críticas pueden vivir; así, podrán apoyarlos, valorarlos y entenderlos mejor.

Por otro, los propios abuelos deben concienciarse de lo importante que son ellos para mantener unida a la familia y de lo que ésta supone para sí mismos.

Sabiendo quererles, los nietos sabrán quererte

Previa YoutubeCargando el vídeo....

A veces, para los nietos, sobre todo si son adolescentes, sus abuelos pueden parecerles unos carcamales. No se les puede obligar a aceptar todo lo que decimos, entre otras cosas porque sus abuelos pueden decir muchas tonterías. Es una gran ocasión para que los padres enseñen a sus hijos a comprender a los abuelos.

Cuando un abuelo sabe querer a sus nietos, ellos se encuentran encantados a su lado. No hablamos de esos abuelos que a base de caprichos compran a sus nietos. 

Punto de unión familiar

La unidad es la consecuencia del amor. Saber amar es algo sencillo y difícil a la vez, porque nos falta la generosidad necesaria para respetar la singularidad del otro. Por eso, ni con nuestros hijos ni con nuestros nietos podemos pretender que sean nuestra fotocopia. Nuestra misión es potenciar que sean siempre ellos mismos. No hay técnicas para lograr la unidad de la familia, es el amor el que nos llevará a utilizar la "receta" más apropiada en cada caso.

Recetas para los abuelos

1. No ser susceptibles
2. Hacerse el tonto cuando algo no se quiere ver.
3. No pretender tener razón en todo, porque hay muchas cosas opinables.
4. Saber triangular para abordar las cuestiones, en lugar de ir a la confrontación.
5. No esperar que los hijos premien nuestros desvelos por ellos.
6. Recordar que se adelanta más con una gota de miel que con un barril de hiel.

María Lucea

Te puede interesar:

- Cómo ser un abuelo diez

- Abuelos y nietos: claves para educar

- Ocho de cada diez abuelos ayudan económicamente a sus hijos o nietos

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies