Ideas de máscaras para disfraces caseros

Disfraces caseros
Foto: ING IMAGE Ampliar foto
correo

A los niños les encanta disfrazarse. Las ideas de disfraces caseros les permiten jugar a la interpretación y su imaginación se pone a todo ritmo cuando se ven convertidos en un personaje o animal. Para conseguir jugar con disfraces conviene revisar los armarios y poner a disposición de los niños todo lo que veamos conveniente con el fin de echarles una mano para convertirse en los personajes que quieran ser.

Cómo hacer máscaras para los disfraces caseros

1. Los antifaces que sólo cubren los ojos son muy sencillos de elaborar en casa y los niños pondrán toda su imaginación en decorarlos para conseguir un mayor énfasis en su disfraz. Los padres también tenemos que poner parte de nuestra creatividad para la creación de disfraces, ya que en caso de que nuestros hijos sean muy pequeños, es difícil que les salgan bien a la primera, y necesitan que les enseñemos.

Para ello, sólo tenemos que disponer de cartulinas o cartones de colores y dibujar en ellos el antifaz con la forma que deseemos. Después sólo tenemos que añadir una goma que una los extremos del antifaz o bien hacernos con una varilla y pegarla en un extremo, de modo que sea un antifaz para llevar con la mano. Para decorarlos, utilizaremos lentejuelas, purpurina y todo lo que se nos ocurra para darle un toque personal.

2. Las máscaras que cubren toda la cara también son muy fáciles de confeccionar: se dibuja la cara de un personaje en una cartulina o cartón blando y tras colorearla, se recorta y se hacen los agujeros de los ojos. Por último, realizaremos una perforación en cada extremo de la máscara (en el lado izquierdo y el derecho) y añadiremos una goma que vaya de un lado a otro. Anudamos los lados de la goma para que no se salgan y listo, ya tenemos nuestra máscara. A la máscara podemos añadirle los elementos que deseemos: lana para que parezca la melena o el bigote del personaje, lazos, etc.

Maquillaje facial, la guinda de los disfraces infantiles

Para conseguir un efecto todavía más realista del disfraz, una buena idea es "disfrazar" la cara del niño, maquillándola. Para ello, podemos utilizar tanto ceras especiales que se venden para este tipo de actividades, así como estuches de maquillaje especiales e hipoalergénicos para la delicada piel de los niños.

Con las ceras debemos tener cuidado al manipularlas porque manchan mucho. Con estas ceras podemos pintarle a nuestro hijo unos graciosos bigotes de gato y la nariz negra. Si quiere ser un tigre, le pintaremos la cara naranja con rayas negras y si prefiere ser un pirata, podemos ponerle una barba negra.

Teresa Pereda

Te puede interesar:

- Estimula su imaginación con el disfraz

- Disfraces de Carnaval para niños

 

<
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies