Actualizado 01/07/2021 12:54 CET

5 consejos para evitar la dermatitis del pañal en verano

El calor y la humedad favorecen la dematitis del pañal
El calor y la humedad favorecen la dematitis del pañal - ISTOCK

La dermatitis del pañal es una lesión cutánea caracterizada por la presencia de un enrojecimiento en las zonas de la piel que están en contacto con el pañal. En general, cuando llega el verano, debido a las altas temperaturas, aumenta la sudoración, sobre todo, en la zona de los pliegues de la piel como es la zona del pañal, y esta afección suela intensificarse un poco más, por lo que debemos prestarle más atención ya que la piel irritada es muy molesta para el bebé.

El calor y la humedad son el caldo de cultivo ideal para la proliferación de gérmenes que pueden causar la molesta dermatitis del pañal para los bebés. Mantener la zona lo más seca y limpia posible es fundamental, pero la transpiración por las altas temperaturas en verano y el contacto con los residuos orgánicos complica la prevención de esta afección cutánea típica de los bebés.

5 formas de evitar la dermatitis del pañal en verano

La dermatitis del pañal en verano

1. Cambia los pañales a tu bebé con regularidad

Aunque no pasemos tanto tiempo en casa como antes, es fundamental cambiar a menudo el pañal a tu bebé, sobre todo, cuando notes que está húmedo o sucio. Tanto la suciedad como la humedad en contacto con su piel pueden empeorar la dermatitis del pañal.

Cuando vayas a salir de casa con tu bebé, lleva siempre una bolsa con pañales y toallitas para realizar un cambio de pañal rápido. También es esencial secar muy bien la piel, para evitar la maceración antes de colocar el siguiente pañal, así como utilizar pañales desechables extra-absorbentes, que contienen un material gel dentro del núcleo de celulosa, que absorbe varias veces su propio peso de orina.

2. Siempre que puedas, deja la zona al aire libre

Dejar a tu bebé sin pañal durante algunos intervalos de tiempo a lo largo del día. De esta forma se mantendrá más seca y evitarás que surjan afecciones como la dermatitis. Para mantener a tu bebé fresquito, vístele con ropa holgada de algodón 100% para que pueda transpirar. Y además, báñale a diario y utiliza una crema protectora en cada cambio de pañal.

3. Usa agua y jabón, o toallitas sin perfume ni alcohol

Lavar la zona del pañal con agua y jabón en cada cambio siempre que se pueda, es lo más indicado para evitar la dermatitis del pañal. Pero, si usas toallitas desechables usa las que no tienen perfume ni alcohol porque respetan la barrera de la piel del bebé.

4. Aplica alguna crema o ungüento que proteja la piel

También puede ser muy útil aplicar alguna crema protectora que aísle la piel del contacto con el pañal, como por ejemplo las pastas de agua con óxido de zinc para protegerla y aliviar la irritación. Durante los meses más calurosos lo más recomendable es aplicar una fina capa de alguna crema específica y ligera, para que nuestro bebé esté cómodo. Ante la duda, lo mejor es decantarnos por productos naturales que huyan de petrolatos y parabenos y, si aún así no lo tenemos muy claro siempre podemos recurrir a nuestro pediatra.

5. Cuidado con los cítricos

En efecto, la dieta también puede influir en la dermatitis del pañal de los bebés y, aunque el verano sea una buena época para consumir frutas al ser nutritivas, fácilmente transportables y refrescantes, hay que prestar especial atención a las cítricas: fresas, naranjas, tomates, etc, ya que las grandes cantidades de ácido cítrico pueden provocar o agravar la dermatitis del pañal.

Marisol Nuevo Espín
Asesoramiento: Paula Ribó, alergóloga y Sofia Guimaraes, Brand Manager de EMEA de WaterWipes.

Te puede interesar:

- La dermatitis del pañal del bebé: una molesta irritación

- Cómo cuidar y lavar los pañales de tela

- Pañales de tela: consejos antes de comprarlos

- 10 consejos para lavar la ropa del bebé

Contador

Para leer más